Patatas La Gaviota

Ficha Técnica

Tipo de socio: Pequeña Empresa.

Ubicación: Peñaranda de Bracamonte (Salamanca)

Sector: Agroalimentario.

Producto: Avales financieros.

Patatas La Gaviota, creada por Guillermo Fiallegas hace casi cuatro décadas, se constituyó unos años más tarde, en 1988, como comunidad de bienes. Desde entonces no ha parado de crecer. Se trata, en la actualidad, de una compañía de tercera generación, dedicada a la elaboración y venta de patatas fritas, aperitivos y churros, con sede en el polígono industrial de Peñaranda de Bracamonte, donde también realiza producciones para otras marcas nacionales. Todas ellas, destacan, realizadas en su totalidad con aceite de girasol alto oléico.

El negocio cuenta en la actualidad con cinco trabajadores quienes, además de elaborar, distribuyen a tiendas de alimentación y hostelería de la provincia de Salamanca, pero también de Ávila, Valladolid, Cáceres, Burgos, Palencia, Galicia y Portugal. Igualmente, tienen presencia en alguna gran superficie, lo que permite seguir avanzar a esta pequeña empresa salmantina.

«En la actualidad producimos unas 20 referencias diferentes, en el ámbito de los fritos, y para ello contamos con materia prima fundamentalmente de la provincia de Salamanca, de donde recibimos patata tardía», detalla el impulsor del negocio, Guillermo Fiallegas, quien añade que, en otras épocas del año, como el verano, hay que contar con producción de otras zonas, como Cartagena.

Asimismo, trabajan pellets, que fundamentalmente son derivados y productos de dibujo, como ruedas, aros, gusanitos o conos, junto a Lengdor, otra firma de referencia en el sector.

Patatas La Gaviota ha trabajado con Iberaval prácticamente desde sus inicios y una de las últimas operaciones ha permitido adquirir una máquina de envasado que les ha ayudado a incrementar la producción para dar servicio a una demanda cada vez mayor.

«La experiencia con Iberaval ha sido realmente positiva, y queremos llegar a contar con el 100 por cien de nuestra financiación respaldada por esta sociedad de garantía», detalla Fiallegas, quien agrega que «toda operación nueva que abordamos, la realizamos a través de esta SGR, porque además así podemos acceder a algunas ayudas, como las líneas de ADE Financia». Este soporte se canaliza a través de Iberaval, pero es fruto de la acción del Instituto para la Competitividad (ICE) de la Junta de Castilla y León.

Al respecto, subraya un valor a destacar de Iberaval: «nos asesoran bien, nos conocen y creemos que son de fiar».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies