La herramienta fundamental para cualquier emprendedor es su Plan de Empresa 

Hoy en el blog de Iberaval desgranaremos los aspectos primordiales de estos Planes de Negocio

Una herramienta fundamental para cualquier emprendedor. El Plan de Negocio es es un documento que explica el proyecto, desde la idea de negocio, hasta su rentabilidad potencial. Su relevancia radica en que puede determinar la viabilidad de tu proyecto en caso de precisar financiación.

Plan de Negocio, Plan de Empresa… en definitiva: hablamos  de un informe. Un documento que puede y debe ser indispensable a la hora de desarrollar un proyecto empresarial.

La viabilidad del potencial negocio también se puede prever en el Plan de Empresa. Así de claro. Es un requisito vital para el emprendedor y, sobre todo, para lograr financiación.

Es el paso necesario de una idea a una realidad objetiva.  La primera tarjeta de visita. Es una herramienta de venta ante tu primer objetivo: la financiación.

Bien elaborado (ahí está el quid), y usado de forma correcta, permite definir y analizar la viabilidad de un proyecto antes de lanzarlo y, lo  más importante, bien asesorado, corregir el planteamiento si fuera necesario.

Móvil plan de empresa

Instinto vs formalismo

Hacer el esfuerzo de elaborar un Plan de Empresa tiene una gran virtud: permite expresar de forma clara las ideas difusas que tenemos en mente.

El instinto es un valor fundamental en el emprendedor. Pero no nos confundamos: el binomio de éxito conjuga instinto y formalismo.

Muchos, demasiados emprendedores en ciernes ven el Plan de Negocio como una mera obligación. Un papel más que les pide el banco para poder aceptar la financiación.

Primer mandamiento: planificación

Adolecer  de un Plan de Empresa es un síntoma. Un factor principal a la hora de elaborar un diagnóstico: fracaso. Y la falta de planificación es uno de los motivos más habituales.

La viabilidad de un proyecto empresarial es consustancial a su planificación. El Plan de Empresa nos guía. Si no existe, no se puede corregir. No se pueden prever obstáculos, errores, coyunturas diversas… y ya es tarde.

En consecuencia: el Plan de Negocio será  tu guía durante la puesta en marcha de tu empresa y, además, será el catecismo de tus potenciales inversores.

Aunque no tiene una estructura fija, existen puntos fundamentales:  

Gráficos plan empresa

Definición

Nadie mejor que tú mismo para detallar con claridad y concisión el fundamento de tu negocio: ¿Qué ofreces? ¿Qué valor añadido presenta respecto a la competencia? Plantéate éstas y otras preguntas para conocer todos los detalles de lo que tu futura empresa ofrecerá. En definitiva, tu producto o servicio será en un primer momento tu carta de presentación.

Estrategia

Una vez sabemos qué vamos a  vender, tenemos que plantearnos ¿cómo lo haremos?¿Quién lo comprará? Debemos definir cuál es nuestro potencial cliente y el tamaño de nuestro mercado para determinar cuál puede ser nuestro volumen de ventas. En función de ese cliente ideal, también sería recomendable detallar nuestro público objetivo.

Competencia

Elabora un estudio de mercado y define cuál es la situación actual de la zona o plataforma en el que se ofertará tu producto o servicio. Saber contra quién competirás es la clave para detectar y potenciar el valor añadido de tu producto.

Financiación

Conocer tu punto de partida económico y el objetivo al que quieres llegar es necesario, pero también lo es detallar cómo llegaremos hasta esa meta. ¿De qué recursos disponemos? ¿Necesitaremos ayuda financiera? Llegados a este punto recuerda que cualquier empresa en sus inicios arroja resultados negativos financieramente.

 

Ideas plan de empresa

Revisión

Es el momento. Llegados a este punto habrás definido y recopilado una gran cantidad de información. Revísala para detectar errores y corregirlos, e intenta sintetizar todo en un, llamémosle, resumen ejecutivo. En este nuevo documento pon en marcha tu “creatividad”. Con corazón y, sobre todo, con cabeza. Ése documento  será el que tus potenciales inversores consulten.

Mapa estratégico

No es una definición académica, pero para resumir: un plan de negocio es, en definitiva, un mapa que indica a dónde queremos llegar con nuestra empresa, desde dónde partimos y el camino que tomaremos para llegar al objetivo. Es, también, la puerta de entrada a la financiación. De eso sabemos…

No lo dudes. Merece la pena dedicarle tiempo y esfuerzo. Si necesitas ayuda o asesoramiento en la definición de tu proyecto te abrimos la puerta.

En Iberaval sabemos y hacemos.

Somos financiación. Hacemos empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies