Las empresas financiadas con la garantía de Iberaval crecen más y crean más empleo que el resto

Así lo destaca el estudio «Evaluación de la adicionalidad económica y financiera de Iberaval», realizado por cuatro de los mayores expertos académicos en sistemas de garantía del mundo

Dicho informe también apunta que las pymes garantizadas por Iberaval invierten más que el resto

La financiación garantizada por Iberaval a pymes tiene un efecto positivo en el crecimiento de las empresas. Así lo destaca el informe «Evaluación de la adicionalidad económica y financiera de Iberaval». Un análisis realizado por cuatro de los mayores expertos académicos en sistemas de garantía.

Dicho documento pone de manifiesto, además, la relevancia del respaldo de Iberaval en la financiación y el empleo de las pymes.

El informe aporta, entre sus conclusiones, que la intervención de Iberaval posibilita un incremento en el acceso a financiación (deuda financiera) de las empresas atendidas del 21,8%.

Más facturación

Esa mayor disponibilidad de recursos entre las pymes se traduce en facturación. Y es que las beneficiarias del aval logran un crecimiento en sus ingresos del 18,5%. Frente a esto, aquellas compañías que no cuentan con el aval de la sociedad de garantía (SGR) con origen en Castilla y León obtienen un 7%. Esto quiere decir que el crecimiento de los ingresos en firmas garantizadas ha sido mayor que entre las que no tuvieron un aval.

También apunta que mayor financiación con esta sociedad de garantía implica más inversión. Concretamente, un incremento de las empresas beneficiarias del aval de Iberaval del 12,8% en bienes de capital. Frente a esto, aquellas que no accedieron a un aval de la SGR, obtuvieron un 0,3%.

Incidencia en el empleo

Asimismo, las empresas que logran el respaldo financiero de Iberaval incrementan en casi un 20% (19,6) el empleo. Con una media de cuatro puestos de trabajo nuevos por compañía. Aquellas empresas no respaldadas por la sociedad de garantía, avanzan también en el aspecto de contrataciones. Lo hacen de una manera más ralentizada, en un 11,2%, con una media de dos empleos más.

El estudio, elaborado por los profesores Mariano Carbonero, Horacio Molina y Jesús Ramírez, de la Universidad Loyola Andalucía; y Pablo Pombo, de la Universidad de Córdoba. Lo han hecho en colaboración con el Departamento de Tecnología e Informática (IT) de Iberaval.

Este análisis remarca que las empresas que han contado con el aval de la SGR obtienen mayor deuda financiera. Concretamente un 20,6% sobre el total de la deuda más que el resto.

Análisis estadístico novedoso, 100 por cien de similitud

Este informe, que parte de un análisis estadístico de operaciones de 2016 y 2017, incorpora una metodología de emparejamiento de datos innovadora. Esto ha permitido un nivel del 100 por cien de similitud. Algo que facilita que los resultados sean mucho más fiables y rigurosos.

«Evaluación de la adicionalidad económica y financiera de Iberaval» es un estudio estadístico sobre variables. Éstas exigen una comparación entre anualidades diferentes y que demanda datos internos, pero también externos a la entidad que se evalúa.

Una circunstancia que implica un decalaje para analizar su incidencia en la evolución de los proyectos. Pero también su incidencia en ámbitos concretos, como el empleo.

Organismos internacionales como Banco Mundial y la OCDE están promoviendo en los últimos años que los sistemas de garantía midan su desempeño más allá de la sostenibilidad financiera. Éste es el caso.

Horacio Molina y Pedro Pisonero

Adicionalidad financiera y económica

En concreto, el estudio aborda la adicionalidad financiera. Esto es, en qué medida las empresas beneficiarias de una garantía consiguen una financiación que, sin la intervención de la SGR, no obtendrían en similares condiciones. Y esta mayor financiación supone más recursos disponibles. Pero también mayor producción, o lo que es lo mismo, la adicionalidad económica.

Dicho de otra manera, el efecto que la adicionalidad financiera tiene en las variables económicas de las empresas beneficiarias.

El informe, que han presentado el director general de Iberaval, Pedro Pisonero, y los profesores Horacio Molina y Mariano Carbonero, incorpora una muestra de 1.380 empresas. De hecho, 690 fueron beneficiarias del aval de Iberaval, mientras que las demás no obtuvieron su respaldo. Las candidatas de este último grupo, se seleccionaron sobre un conjunto de control de 28.959 compañías.

Grupo de trabajo

Los autores del informe acumulan décadas de trabajo científico en torno a la economía en general y las sociedades de garantía, en particular.

Entre sus hitos académicos destaca un Premio de Investigación Económica de Unicaja, en 2007, sobre la Clasificación empírica de los sistemas de garantía. Asimismo han afrontado el desarrollo de tesis doctorales y decenas de publicaciones científicas sobre la materia.

Estos estudiosos han participado en grupos de trabajo del Banco Mundial. En concreto, en grupos sobre diseño, implementación y evaluación de los Esquemas de Garantía de Crédito para pymes en 2015 y 2017.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies