Portada de Compromiso Iberaval 13

La animación y la ciberseguridad se citan en el primer podcast de 2022 en «Compromiso Iberaval»

La salmantina Big Bang Box nos abre las puertas a sus interesantes proyectos, como la serie MoMonsters que triunfa en Clan TV y en más de 40 países

Desde el INCIBE nos dan algunas recomendaciones sobre cómo trabajar la ciberseguridad en las empresas

La animación y la ciberseguridad protagonizan el primer podcast de 2022 en «Compromiso Iberaval». Concretamente, a partir de dos conversaciones que buscan acercar un caso de éxito -el de Big Bang Box– y una serie de consejos que son fundamentales para cuidar la ciberseguridad de las empresas, y que parte del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), con sede en León.

Desde Salamanca al mundo

El proyecto de Big Bang Box surge de un grupo de socios que empezó a armar, allá por 2012, una start-up, que procedían de esa industria. Comenzaron a trabajar en el Parque Científico de la Universidad de Salamanca, y ya tienen una serie de iniciativas en cartera que están dando un renombre internacional a la compañía.

Charlamos con el director de operaciones de Big Bang Box, Fernando Alcaraz, quien se refiere a MoMonsters, como un éxito. Esta serie de animación infantil, que consta de 52 episodios, cada uno de siete minutos, se comenzó a desarrollar en 2014 y vio la luz cinco años más tarde. «Fuimos seleccionados entre más de 70 estudios que concurrimos al concurso de nuevos proyectos para productoras que cada año abre Televisión Española».

En las plataformas de streaming

De manera que, pasado ese tiempo, Momonsters es un éxito no sólo a nivel de audiencias, sino de consumo digital en el programa Clan TV. Y a ello se suma su distribución internacional. «Estamos ya en toda Latinoamérica, a través de HBO Max; en Brasil, con Globo; en Al Jazeera para los países árabes, también en África, Hungría, Israel, Letonia…», apunta. Al respecto, en la entrevista detalla lo complejo que es distribuir en el ámbito internacional, y la incidencia de la pandemia para el sector audiovisual y del entretenimiento.

Momonsters de Big Bang Box

Pero Big Bang Box es mucho más que esa serie que, si usted tiene niños pequeños, seguro que ha visto. «Cuando nos planteamos qué queríamos ser de mayores, creíamos tanto en videojuegos como en animación», expone. Ya entonces, cuando aún no se empleaba especialmente el término, apostaron por sinergias. «Por nuestra experiencia en videojuegos educativos, en cómo utilizar las plataformas móviles en educación nos centramos en dar forma a productos para aprender de forma divertida». En ese sentido, apunta que «nos centramos en la gamificación, que es utilizar procesos y dinámicos de los videojuegos en otros ámbitos de la vida». Una fórmula, agrega, para motivar a las personas, crear satisfacción, implantar una competitividad sana y fomentar la interacción entre empleados.

Nuevos proyectos en el horizonte

Alcaraz nos habla de dos proyectos que están en marca, concretamente dos series. Una lleva por título Drip y Drop, que se presentará en febrero en Miami, donde esperan cerrar algún acuerdo con los players del sector, así como Quest School, cuyo desarrollo ha concluido y se encuentra en proceso de promoción. «La cuestión es que para que un proyecto de estas características sea viable, hay que venderlo a más de 70 países», afirma.

Al respecto, recuerda que la industria sigue teniendo como principales decisores a los países anglosajones. «Todo se tiene que pensar para el mercado internacional y en inglés», resume. Asimismo, Fernando Alcaraz reflexiona sobre cómo ha cambiado el mundo del entretenimiento en los últimos tiempos.

La empresa salmantina tiene en cartera, como detalla su director de operaciones, desde un videojuego de aprendizaje que cuesta 8.000 euros hasta una serie de 4 millones de euros y una película de 13 millones de euros.

YouTube video

El aprendizaje financiero

En la entrevista Fernando Alcaraz nos habla del acompañamiento que les dio Iberaval «desde el primer minuto» en lo referido a la financiación. Iberaval también respalda proyectos audiovisuales.

«Acudimos a la Junta de Castilla y León en busca de ayudas autonómicas y ahí conocimos a Iberaval que realmente nos brindó la primera ayuda que tuvimos en la parte financiera», recuerda. Al respecto afirma que «nos seguimos llevando bien, algo que ha sido clave para el momento actual, porque también es cierto que hemos ido cumpliendo con nuestras obligaciones».

El INCIBE, un aliado frente a la ciberdelincuencia

El segundo bloque del podcast se centra en la lucha contra la ciberdelincuencia pilotada desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Hablamos con José Manuel Roviralta, técnico de dicho organismo, dependiente de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

En concreto, Roviralta forma parte del equipo «Protege tu empresa» y nos acerca interesantes consejos para evitar sustos. Así, se refiere a los diversos canales con que cuentan, como perfiles de redes sociales (Telegram, LinkedIn, Facebook y Twitter), en los que van publicando avisos de seguridad sobre las últimas vulnerabilidades, actualizaciones para parchear fallos de seguridad… O al blog, que nutren de contenidos de interés. Asimismo, apunta, existe un teléfono de ayuda gratuita en ciberseguridad, al servicio de las empresas, que es el 017, y la posibilidad de contactar por Telegram o Whatsapp con el INCIBE.

«La ciberseguridad debe implantarse desde el minuto cero en las empresas», afirma, de manera rotunda Roviralta, quien añade que «debe ser algo transversal, a todos los niveles de la empresa, porque ningún miembro de la escala está libre de ser víctima de un ciberataque».

incibe

Según explica, hay muchas formas de ataque: «Utilizan técnicas de ingeniería social que son los métodos más efectivos para los delincuentes a la hora de atacar, ya que muchas veces es más fácil engañar a los usuarios que buscarle las cosquillas al sistema».

El timo de la estampita del siglo XXI

En este sentido, se refiere a la ingeniería social como «el timo de la estampita del siglo XXI». Por este motivo, señala que «para este tipo de amenazas, la formación y la concienciación son vitales, porque en el momento en que sabes reconocerlo… en cuanto sabes reconocer un phishing o cualquier tipo de amenazas de este tipo, son paradas».

Desde «Protege tu empresa» del INCIBE ofrecen numerosos recursos formativos, como un kit de iniciación, pero también cuentan con itinerarios sectoriales, que se dividen en ejes temáticos ajustados al sector profesional en cuestión.

 En todos los casos se plantean escenarios y maneras de actuar con vistas a la autoevaluación. «Esto es vital, porque muchas veces lo que ocurre es que las copias de seguridad se hacen, pero no se comprueba si se hacen bien, y el día que hace falta recurrir a ellas, estás como si no las hubieras hecho nunca».

Hacker

133.000 incidentes… y creciendo

Sólo durante el año pasado, el INCIBE gestionó 133.155 incidentes de ciberseguridad, de los que un 80 por ciento afectaron a empresas y ciudadanos.

«La delincuencia va delante de nosotros», remarca José Manuel Roviralta, quien recuerda que la pandemia también ha incidido en este ámbito: «cuando se instauró el teletrabajo, que muchas veces se hizo deprisa y corriendo, y mal, los fallos de configuración y el exponer servicios para acceder de manera remota a los recursos de la empresa, podía abrir una brecha de seguridad».

Según apunta Roviralta, «tenemos la imagen que nos ha pintado muchas veces el cine o las series de aquel aquella persona sombría, que está en un sótano, con su capucha, tecleando a oscuras… nada que ver con la realidad».

Empresas dedicadas a servir delitos

En ese sentido, apunta que se trata de agrupaciones muy bien organizadas. Y alerta de que ya hay quienes «ofrecen sus servicios a demanda, como crime as a service».

Asimismo asegura que están de moda los deep fakes, que son suplantaciones de identidad de personas concretas, y que ya se pueden hacer a través de audios y vídeos.

«No hay que descartar que pueda aparecer otro tipo de amenaza en cualquier momento», sentencia.

José Manuel Roviralta nos da múltiples consejos sobre los SMS, las actualizaciones o los enlaces webs. ¿El objetivo? Nuestra seguridad o, para ser más exactos, nuestra ciberseguridad.