La organización es un pilar básico en diferentes aspectos de la vida, en entornos empresariales  y de negocios, es fundamental. 

Hoy abordaremos el quién es quién en la empresa.

La estructura organizativa, el organigrama empresarial, es una herramienta básica para administrar eficazmente al personal. También paraofrecer una clara transparencia en cuestiones de autoridad, jerarquía y flujos de información.

De esa organización, de esta estructura tratamos esta semana: el organigrama empresarial.

Tener un organigrama con todos los trabajadores de una empresa resulta muy útil para visualizar de manera clara y rápida la estructura interna. Al igual que los roles y los diferentes equipos y departamentos.

Ilustrar este aspecto del negocio ayudará a los empleados a mejorar la comunicación interna, saber con quién tienen que llevarla a cabo en cada momento y, en definitiva, tener más información acerca de la empresa, sus compañeros de trabajo y su relación con estos, sus superiores o sus subordinados.

Además, es una herramienta idónea para clientes, colaboradores y proveedores. En particular, para saber quiénes son los responsables de cada área y ahorrar tiempo en muchos aspectos del día a día del negocio.

Necesidad estructural

No todas las empresas creen que necesitan un organigrama. Sobre todo, las de menor tamaño. Pues bien, debería ser norma elaborar el organigrama empresarial en el momento de creación de la compañía, e incluirse en el plan de negocio. Una vez la empresa empiece a funcionar, el organigrama deberá ser rediseñado, puesto que es una herramienta viva, que va cambiando y evolucionando junto a la propia empresa.

No importa si tu empresa es grande o pequeña, contar con un organigrama será una buena solución para organizarse, puesto que la organización es clave para cumplir objetivos.

 Se trata, en definitiva, de un paso más a la hora de diseñar la estrategia general del negocio. 

.

Organigrama empresarial

¿Qué es un organigrama empresarial?

El organigrama es un esquema organizacional que representa gráficamente la estructura interna de una empresa. Es especialmente útil para el departamento de Recursos Humanos, ya que le permite visualizar rápidamente la jerarquía de la empresa por equipos, en función de quién reporta a cada persona, o quién está al cargo de cada equipo o empleado.

En definitiva, el organigrama refleja la estructura de una  empresa, sus niveles y fuerza laboral, lo que facilita la comprensión organizativa y funcional, convirtiéndose en una verdadera hoja de ruta para los nuevos empleados y un recurso eficaz para la empresa.

Existe prácticamente un modelo de organigrama distinto para cada tipo de empresa y sector. No nos vamos a centrar en ellos, sino  en las funciones que representan los organigramas para las empresas y sus beneficios. 

Beneficios del organigrama

El organigrama les permite a las empresas analizar de manera ordenada todas y cada una de las estructuras de la organización representada. Desempeñan una función muy importante dentro del departamento de RR.HH. reflejando la estructura e información de toda la organización. En un organigrama empresarial puedes encontrar los nombres de las personas que están a cargo de dirigir cada uno de los departamentos de una compañía o divisiones de una entidad y explicar así las relaciones de competencias vigentes y relaciones jerárquicas.

Las personas en la empresa

Un organigrama permite conocer información esencial del funcionamiento de la empresa para coordinar distintos aspectos del negocio y proyectos que se quieran llevar a cabo. Además, es un buen indicador del crecimiento de un negocio, y este estará mejor dimensionado si cuenta con una herramienta como el organigrama.

Objetivos claros

Ayuda a definir mejor los objetivos generales y concretos en cada departamento, y hacer un seguimiento de cómo estos se están llevando a cabo 

Transparencia 

Para los trabajadores, es más claro el camino de ascenso dentro de la empresa (y una posible promoción no es más que un reto, algo que puede motivar al trabajador a querer escalar por el organigrama con una idea clara, no abstracta.

Organización 

Ilustra la cadena de mando y cómo se han de definir las relaciones dentro de los departamentos.

Coordinación

Y, una de las mayores ventajas, es el poder dividir y repartir las distintas tareas entre los distintos empleados, de más grandes y generales a más pequeñas y específicas, convirtiéndolas así en objetivos accionables que ayudarán al crecimiento y los beneficios de toda la empresa.

Detección de errores

Permite detectar fallos en la estructura con la que se organiza la empresa y, con su mejora, optimizar las funciones. Por ejemplo, puede que tengas un rol duplicado y no lo sepas por no poder tener una clara visión de quién hace qué.

Comunicación

Es una herramienta a la que el departamento de los Recursos Humanos puede ir acudiendo para realizar ajustes que faciliten la comunicación entre empleados y equipos y mejorar sistemas de trabajo.

Liderazgo

Facilita la mejora de la distribución de la autoridad. Puede que un trabajador tenga demasiados filtros de aprobación para hacer una tarea sencilla, o puede que haya problemas de comunicación por parte de algún líder. El organigrama también te ayuda a detectar qué roles están funcionando y cuáles tiene que modificarse.

Plantilla trabajando

El organigrama en las pymes

Muchas  personas piensan que los organigramas están destinados a empresas con un cierto volumen de tamaño. Esto no es correcto, un organigrama es una herramienta muy útil para todo tipo de empresas.

El organigrama muestra información clave para una mejor definición del presente y futuro de una empresa.

En el caso de las pymes, dependiendo de la etapa en la que se encuentre el negocio, un organigrama es siempre muy eficaz para hacer un seguimiento de dónde encaja cada empleado en el equipo.

Los organigramas ayudan a implementar una estructura a la pequeña empresa capaz de coordinar a los empleados con la estrategia y visión de la empresa.

Complejidad funcional

A pesar de la menor complejidad funcional de una pequeña empresa, sin una estructura definida, las líneas pueden difuminarse y la cadena de mando podría volverse menos obvia.

Especialmente, el organigrama es vital en la pyme para mostrar a posibles inversores y socios que el negocio está organizado para el éxito y que se cumplen los roles cruciales; ingredientes, todos ellos, esenciales en cualquier plan de negocio.