atencion jornada caixa

Hablamos con el televisivo Dani García, chef con tres estrellas Michelin, sobre cocina, negocios y futuro

«Quiero llevar lo que la alta cocina me ha dado y a la que no todo el mundo puede acceder porque suele tener un coste mayor, a todos los públicos»

En Iberaval contamos con socios de todas las profesiones. Muchos de ellos son reconocidos en ellas. Es el caso de Dani García, a quien muchos habréis visto en televisión, donde, desde hace unos meses presenta el programa “Hacer de comer”, en TVE.

Natural de Málaga, y con casi un cuarto de siglo tras los fogones -empezó de la mano de Martín Berasategui-, nos acerca su experiencia como cocinero (actualmente posee nada menos que tres estrellas Michelín y una proyección internacional), como empresario y como persona.

Se trata, como buen emprendedor, de una persona inquieta, trabajadora y con visión de futuro. Junto a los hermanos Laura y Javier Gutiérrez y Juan Manuel Toro ha formado el Grupo Dani García, que gestiona sus restaurantes de Marbella y Madrid, organiza eventos e integra una Fundación Solidaria que lleva su nombre.

 – Viendo su currículum uno puede asustarse fácilmente (¡qué éxito tan apabullante!), aunque no sé por qué me da que a usted lo de mirar atrás le gusta menos que apostar por el futuro…

– Bueno, para pensar y ver el futuro siempre hay que mirar atrás y ver todo lo que has vivido. Al final, todo son vivencias y momentos que superas y que te permiten aprender para solventar otros nuevos.

El cocinero Dani García, tres estrellas Michelin, entre fogones

– En casi un cuarto de siglo que lleva trabajando con los mejores, tendrá muchas experiencias interiorizadas. Decía un paisano suyo (Picasso) aquello de que la inspiración me encuentre trabajando. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

– Justo eso que decía Picasso, el trabajo. Nadie consigue nada sin esfuerzo y trabajo diario. Han sido y son muchas horas dentro de una cocina, de estar con mi equipo de ver y probar cosas nuevas… Todo es trabajo.

Tenemos delante de nosotros técnicas y productos que nada tienen que envidiar a la cocina francesa, por ejemplo, que siempre ha sido una cocina de referencia

 El actual mundo de la cocina no tiene mucho que ver con el de hace unos años, ¿se está regresando en cierta manera a lo tradicional?

– No a lo tradicional, pero sí es cierto que no hace falta irte a algo muy novedoso o buscar sabores de otros países para implantarlo en tu cocina. Tenemos delante de nosotros técnicas y productos que nada tienen que envidiar a la cocina francesa, por ejemplo, que siempre ha sido una cocina que se ha tenido como referencia.

–  Precisamente la cocina clásica, digamos que la de cuchara, tiene un papel destacado en su programa diario en TVE

– Sí, es la cocina que siempre vi en casa y que me hace tremenda ilusión enseñar a toda España. Lo que mostramos son técnicas tradicionales y cocina hecha con productos que puedes comprar en cualquier supermercado o comercio de toda la vida. Siempre damos consejos que he ido aprendiendo a lo largo de mi carrera para que la gente pueda hacerlo en casa y conseguir el mejor sabor. Eso es lo que quiero: que todo el mundo pueda disfrutar de la cocina tal y como lo hago yo.

Con mi programa en TVE busco que todo el mundo pueda disfrutar de la cocina tal y como lo hago yo

 ¿Cómo vive esa experiencia televisiva?

– Muy bien. Sin duda está resultando una auténtica experiencia en la que disfruto y aprendo cada día. La televisión es un universo y ver cómo se hacen las cosas desde dentro es un auténtico placer.

 Pensar en local y cocinar en global. Ésta es una máxima que usted suele aplicar. Explíquenos.

– Para mí, pensar en local es por ejemplo un espeto de sardinas. Y pensar en global es llevarlo a cualquier parte del mundo. Ese es mi sueño ahora. Me encantaría que una persona se pudiese comer un Lobito de Mar en Miami o Londres…

El cocinero Dani García, tres estrellas Michelin, con su equipo

 Imagino que esto se lo han preguntado miles de veces, pero… defina brevemente su cocina. Si es que esto es posible.

– Es una cocina con tradición, cosmopolita, pero sin perder las raíces andaluzas.  

 ¿Qué es lo mejor y lo peor de estar, como está usted, tan bien posicionado en la Guía Michelín?

– Lo mejor es estar entre los más grandes y que te consideren y cataloguen como uno de ellos. Lo peor el esfuerzo y la constancia diaria que eso conlleva, no puedes bajar la guardia en ningún momento.

  Como empresario, usted ha aplicado esa fórmula de no poner todos los huevos en la misma cesta. ¿Qué valoración hace de su faceta como emprendedor?

– Bueno, he tenido varias facetas como empresario a lo largo de mi carrera. Pero en esta última creo que tiene que ver con lo que te rodea y con la gente que tienes alrededor. Eso es muy importante. Detrás de un gran éxito siempre hay un gran equipo.

Detrás de un gran éxito siempre hay un gran equipo

  Por lo que se puede leer en prensa, está decidido a dar un giro a su carrera. Cambiar la alta cocina por una cocina más acorde al gran público, ¿esto es así?

– Sí, a modo de resumen, sí. Pero no es sólo eso. Quiero llevar lo que la alta cocina me ha dado y a la que no todo el mundo puede acceder porque suele tener un coste mayor, a todos los públicos. Quiero llevar mi cocina a todo el mundo y que se puedan comer mis platos en cualquier lugar de España o en el extranjero. Eso no lo puedo hacer si estoy dentro de la alta cocina, ya que, como he dicho anteriormente, la alta cocina requiere un sacrificio y un esfuerzo a nivel profesional y personal que no me es compatible con esa nueva faceta. 

 Usted ha roto muchos moldes, por ejemplo, al aliarse con McDonald’s para crear esas hamburguesas que sí han tenido el aplauso del público… ¿Qué opina ahora del revuelo que provocó aquello?

– Es un revuelo que ni entendía, ni entiendo, ni entenderé. A todo cocinero le encantaría tener el éxito que tiene una cadena como McDonald’s en el ámbito de la cocina, en cuanto a su operativa y empresarialmente. 

El cocinero Dani García, tres estrellas Michelin, en sus instalaciones

 De esta faceta emprendedora, dígame: lo de emprender es parecido a hacer esos platos reservados sólo a maestros como usted, algo nada sencillo, ¿verdad?

– Emprender es una de las cosas más complicadas que hay. Es, sin duda, un paso muy importante que decides dar y que debes saber afrontar. No solo es cocinar, hay un equipo que depende de ti y que cobra a final de mes. También hay unos proveedores que quieren que le pagues el producto que te han llevado… y así, todo. Por eso es importante rodearte de un equipo humano que te acompaña y te asesora en cada nuevo paso que das.  

Ha sido un lujo contar con Iberaval para financiar nuestros proyectos

 Muchos empresarios hablan de esa soledad que sienten al afrontar sus proyectos, porque en ocasiones la gente de su entorno no acaba de entender su empeño, desvelos e ilusiones. ¿Se siente identificado con esto?

– Ahora mismo, no. Estoy rodeado, como decía, de un equipo que me acompaña. Tanto el que está dentro de las cocinas y las salas de mis restaurantes, como el que está fuera, en las oficinas centrales.  

 En su tierra, Andalucía, ha derribado todos los récords en lo que a cocina se refiere. En su tierra, y fuera de ella. ¿Sabe Dani García que es un referente para muchos aspirantes a chef, verdad?

– Puede que yo lo sea para muchos cocineros o aspirantes a cocineros. Pero también lo será el cocinero de una pequeña taberna de un pueblo de Andalucía que cada día se levanta para hacer lo que más le gusta y apasiona, y que está enseñando a un nuevo cocinero. Normalmente tienes como referente al que tienes al lado cada día. También es verdad que en el momento que estás en la vida pública de esta profesión, ese círculo se abre.

 Hablando de equipos, aunque entiendo que es una cuestión que usted delega, ¿nos puede contar su experiencia con Iberaval?

– Muy bien a nivel Grupo Dani García. Ha sido un lujo contar con Iberaval.

 Háblenos de su Fundación…

– Fundación Dani García se creó con el fin de enseñar a los niños a comer comida saludable y a ayudar a los pequeños con diabetes. Hace cosa de un año hicimos una campaña, junto con Fundación Mapfre, que se llama Practicooking de recetas saludables que enseñan a padres y niños a comer de una manera saludable.

– Retos de futuro para Dani García

– Lucho por conseguir mis nuevos sueños y retos. Quiero abrir BIBO y Lobito por todo el mundo, así como abordar algunos nuevos proyectos que tengo en mente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies