Un punto más de digitalización en las pymes españolas dispararía un 5% el PIB y crearía un millón de empleos

Vamos a empezar siendo realistas.

Pasados ya 15 días del inicio del nuevo año, más de uno hemos dejado atrás los propósitos que, con buena intención, hicimos según tañían las campanas… es así.

Ya es tarde para hablar de propósitos. Es momento de compromisos. El futuro de tu negocio está en juego. Si lo estás pensando es que llegas tarde.

¿Digitalización?

O estás, o desapareces….

Parece mentira, pero tan solo un 14% de las pymes, microempresas y autónomos, que concentran el 99,88% del tejido empresarial, afirma tener la intención de digitalizarse.

No son meras estadísticas. Su importancia radica en que estas empresas sostienen el 66% del empleo total. La consecuencia principal es que su escasa digitalización tiene un impacto directo en el potencial crecimiento de la economía, del empleo y de la productividad española. 

Retos imperativos

La digitalización es, junto a aspectos tan relacionados con ella como la internacionalización, la especialización y el crecimiento, uno de los grandes retos de las pymes españolas.

Es una gran oportunidad, pero también reclama una acción decidida.

Blanco y en botella: las pymes con futuro son digitales.

comercio tradicional

El cambio

Está claro que la transformación digital de las pymes puede, a primera vista, resultar un objetivo muy ambicioso. Sobre todo, produce cierto vértigo la cantidad de retos que implica en comparación a los recursos de los que disponen un amplio porcentaje de pymes.

Mientras  muchas, demasiadas pymes viven en un letargo digital, otras de su mismo sector o de otros que pueden entrar en competencia están adoptando un enfoque distinto: observan, se forman, invierten, estudian, planifican, analizan…

La diferencia entre ambos modos de proceder se acaba manifestando en una progresiva pérdida de competitividad de las pymes rezagadas. 

La transición digital no es un coste, es una inversión. Hay que saber afrontarlo: aprender, acumular conocimiento y competir.

post-vacaciones

El compromiso

El entorno digital en los negocios es clave. Su aplicación en todos los sectores de la economía, de la empresa, de lo público o lo privado, provoca que la digitalización sea un aspecto tan innegable, como necesario.

La transformación digital es más un reto de gestión que la simple implantación de tecnología. 

Es inconcebible entender el hecho de emprender, de desarrollar o de expandir un negocio sin una estrategia digital clara y concisa.

En Iberaval somos digitales. Es una necesidad. El mundo es hoy más digital que analógico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies