Otra compra de Navidad es posible y está a la vuelta de la esquina

Si hay una época del año en la que las luces y músicas a todo volumen de los grandes centros comerciales y las grandes cadenas se empeñan con fuerza en hacer sombra al comercio más pequeño, ésa es la Navidad. Pero no gritar o no brillar más que el resto es muy diferente a no existir.

Si durante el resto del año los negocios de nuestro entorno resuelven con nota nuestras necesidades o caprichos, ¿por qué no iban a hacerlo en ese momento del año en el que nuestra cuenta de gasto subirá por fuerza?

La capacidad del pequeño comercio o el comercio tradicional de conquistarnos más allá del ruido y las luces; no está sólo en su proximidad. Definir una oferta atractiva y convertir la experiencia de compra en algo agradable y no en una carrera loca de última hora es su seña de identidad.

Para el ciudadano de a pie, los beneficios de comprar en el comercio tradicional son muchos.

Compras navideñas

Revitalizar el entorno

Realizar las compras en los pequeños comercios de tu localidad es la mejor manera de potenciar tu entorno más próximo. El dinero que inviertas seguirá circulando cerca de ti aportando prosperidad y bienestar a decenas de familias cercanas. Una revitalización importante de cualquier barrio o ciudad reporta beneficios a todos los niveles y para todos sus vecinos. 

Empleo

En España, el tejido empresarial está constituido en su inmensa mayoría por pequeñas y medianas empresas, que son las que generan más del 80% del empleo. Las pequeñas y medianas empresas han sido las más golpeadas por la crisis. Sí. Sin embargo, han sido las que más han contribuido a la recuperación.

Luces de navidad

Identidad

Sin duda alguna, son las tiendas, bares y comercios en general, las que dotan de ambiente y encanto los barrios. La dinamización que estos aportan es una pieza clave a la hora generar vitalidad y construir un entorno agradable por el que pasear o divertirse.

Calidad y trato

Los comerciantes locales miman el producto y al cliente. Venden productos de la mejor calidad y en los que creen. Dependen de cada venta por lo que el trato  será excelente y personalizado. Se trata de vecinos cuyo máximo objetivo es tu satisfacción para que puedas volver en un futuro.

Desplazamientos y aglomeraciones

A las tiendas de tu entorno puedes acceder cualquier día y dando un agradable paseo. No necesitas coger el coche, el autobús, entrar en un parking o esperar grandes colas. Precisamente, el encanto del pequeño comercio consiste en su cercanía y comodidad. Especialmente en estas fechas navideñas que tantos quebraderos de cabeza nos generan.

Nuestra apuesta

En Iberaval tenemos claro que comprar en el comercio tradicional es apostar por lo cercano, por  dar valor a lo próximo. El comercio de proximidad siempre ha sido una parte fundamental en nuestro modelo de convivencia.

Eso sí, debemos ser consecuentes. El comercio de barrio, la tienda de nuestro entorno, debe mirar al frente y tratar de adaptarse, en la medida de lo posible, a la nueva realidad.

Estamos en un mercado global. No es sencillo, pero es necesario.

Decidas lo que decidas, piensa siempre en tu entorno. Es su vida, pero también la tuya.

Son fechas para pensar en los demás. Nosotros pensamos en ti.

Feliz Navidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies