El trabajador por cuenta ajena, siempre en el punto de mira

Es noticia de finales de la pasada semana: «El Gobierno lanza una batería de medidas de apoyo a los autónomos».

Desde que se aprobó la tramitación de la reforma urgente del trabajo autónomo ese anuncio se hacía desear. Se ha hablado mucho de las necesidades imperiosas que demanda el colectivo. Pero, hoy, hoy parece que empiezan a ver la luz.

Hace unos días, se planteaba en el Congreso de los Diputados una nueva batería de medidas. Acciones que emanan de la Seguridad Social. Todas ellas para incentivar el empleo entre los trabajadores autónomos y así contribuir a la reducción de los 4,2 millones de parados. Las recordamos aquí:

  • Tarifa plana de 50 euros durante un año

El Ejecutivo ampliará de seis meses a un año la cotización de 50 euros por contingencias comunes mensuales a la Seguridad Social. Lo hará para quienes emprendan un negocio o decidan reemprenderlo tras dos años de baja de la Seguridad Social. Es la llamada tarifa plana de cotización.

  • Cotización de contingencias comunes

La cotización de contingencias comunes, que el Gobierno plantea rebajar a los autónomos, incorpora la contribución a pensiones y para enfermedades comunes. Es decir, las que no se deben a circunstancias de la profesión.

Pero, pese a la citada propuesta de la tarifa plana, si el empresario o trabajador decide cotizar por una base de la Seguridad Social superior a la mínima -274 euros mensuales-, entonces tendrá derecho al siguiente beneficio: una reducción durante un año del 80% sobre la cuota por contingencias comunes.

Incluso, posteriormente, las bonificaciones y reducciones de cotizaciones sociales pueden extenderse hasta tres años. Eso, si se trata de trabajadores menores de 30 años o mujeres con hasta 35 años.

  • Ayudas con asalariados

La norma apunta que el autónomo no perderá estos beneficios en las cotizaciones sociales si contrata asalariados. Así se resuelve uno de los problemas que frena el crecimiento del negocio en los primeros años.

También es muy importante la decisión del Gobierno de ampliar el número de familiares que puede contratar con subvenciones en las cotizaciones.

Así, el Ejecutivo amplía la posibilidad del empresario de contratar a su pareja, padres, hijos, hermanos. A sus abuelos, suegros, nietos, nueras o yernos. Hasta ahora, quienes tienen el control de la empresa, o los directivos sólo podían contratar con ayudas a los jóvenes menores de 30 años o a un familiar menor de 45 años.

  • Condiciones para contratar a familiares

No obstante, para evitar que el empresario utilice a los familiares para sustituir a asalariados, las enmiendas ponen condiciones para contratar a los parientes.

En el año anterior al empleo del familiar, el empresario no tiene que haber despedido a un trabajador de forma improcedente. Ni haber hecho un despido colectivo declarado irregular por los tribunales.

Igualmente, en los seis meses posteriores a la contratación del familiar… tampoco puede haber un despido improcedente o una regulación de empleo irregular.

Otra medida importante es que las trabajadoras autónomas que hayan cesado su actividad por maternidad, adopción, acogimiento o tutela, podrán abonar 50 euros mensuales, si cotizan por la base mínima.

Menor cotización

Si la cotización fuese superior a la base mínima, entonces la trabajadora podrá aplicarse una bonificación del 80% de la cotización.

En Iberaval lo tenemos muy claro. La razón es objetiva: más del 40% de nuestros socios son autónomos o microempresarios.

No existe mejor garantía que el empleo. Los autónomos y microempresarios aportan 600 nuevos cada día. Nada más que decir: Iberaval, está con los autónomos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies