El 2018 como fuente de oportunidades

Es un hecho objetivo: desde el punto de vista estrictamente empresarial, el balance del año que dejamos atrás puede y debe considerarse positivo.

Y el año que arranca invita al optimismo.

Las empresas y los autónomos han crecido en términos netos y la economía ha cogido velocidad de crucero -ayudada por la reducción en los costes de producción y la financiación más barata en ciertos tramos de actividad-.

Además, parece que el entorno de inversión se atisba mucho más propicio.

Por todas estas razones, el recién iniciado 2018 debería ser el del apuntalamiento de la recuperación entre las empresas españolas.

A pesar de que numerosos analistas y estudios piensan que una nueva recesión está cerca y que el clima político sigue siendo inestable, no existen razones para pensar en un estancamiento de las pymes.

Ley de autónomos

La entrada en vigor de la nueva Ley de Autónomos llegó en los últimos coletazos de 2017.

Y lo hizo con importantes medidas para el desempeño de la actividad por cuenta propia.

Entre ellas, la ampliación de la tarifa plana o los cambios en el sistema de cotización y de deducciones.

Son aspectos, todos ellos, que nos permiten un moderado optimismo para el nuevo año.

Así lo refleja el último Barómetro de perspectivas de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos -ATA-.

Creación de empleo

Según el estudio, los autónomos y micropymes pueden crear este año entre 70.000 y 75.000 empleos.

«La recuperación ha llegado ya al colectivo y su situación económica está estabilizada», declaraba el presidente de ATA.

Lorenzo Amor era rotundo en la presentación de ese estudio.

Además, el informe apunta que, de cara a este año, el 79,4 por ciento del colectivo espera que su negocio no empeore.

Mientras tanto, el 35,6 por ciento incluso espera resultados mucho más positivos que los obtenidos en 2017.

En Iberaval no nos quedamos atrás.

Tenemos claro que nuestros objetivos para 2018 se pueden resumir en sumar y seguir.

Contribuir decididamente a reducir las dificultades de acceso a los mercados que todavía encuentran pymes, emprendedores y autónomos por falta de garantías.

De esta forma, podremos crear las condiciones necesarias para que los emprendedores saquen adelante sus proyectos y, sobre todo, contribuyan a la creación de riqueza y empleo de calidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies