¿Qué son los Océanos Azules?

Todo lo que tienes que saber para encontrar nuevos nichos de mercado en espacios que todavía no han sido explorados por el comercio

Por fin hablamos de los océanos azules… Era una asignatura pendiente que teníamos.

Sí, porque, hoy en día, uno de los principales problemas a los que se enfrentan las empresas es localizar mercados menos competitivos.

Puede parecer una paradoja (la competencia es un recurso, no un problema), pero en un mundo globalizado como el que compartimos, esos mercados están a extinguir.

No pretendemos entrar de nuevo en las circunstancias coyunturales actuales (eufemismo de la pandemia que padecemos y nos sobrecoge social y económicamente) pero si la competencia ayer era una batalla, mañana será una guerra.

Hoy queremos tratar sobre estrategia de mercado. Sobre generar nuevas oportunidades y encontrar nichos en los que la competitividad sea menor. Las vías son ampliar horizontes y generar valor con innovación. En definitiva: La Estrategia del Océano Azul.

Océano azul 1

La teoría

Antes de continuar, tenemos la obligación de mencionar a W. Cham Kim y Renée Mauborgne, profesores de la escuela de negocios INSEAD. Ambos son los autores del libro Blue Ocean Strategy (Estrategia del Océano Azul), publicado en 2005, que han dado nombre a la teoría sobre que hoy tratamos y que se ha convertido en una estrategia global.

Océanos rojos vs. Océanos azules

La estructura de su teoría puede parecer simple: se basa en que los límites del mercado y la organización industrial, denominados como océanos rojos, pueden transformarse. En este sentido, han teorizado sobre una fórmula que pueden aplicar las empresas cuyos productos o servicios son similares a otros y que ofrecen al mismo mercado. Su incógnita: ¿Cómo podría tu empresa hacer frente a este problema?

Estrategia de los océanos azules

La innovación

Los autores: Kim y Mauborgne, mencionan que para llegar a los denominados océanos azules, la mejor herramienta es la innovación. Así, en estos espacios se puede redefinir el sistema de representación clásica de la estrategia de desarrollo para describir la manera en que una empresa puede librarse de la competencia y continuar por un camino de evolución.

Diferencias estratégicas

Mientras que los océanos rojos simbolizan todas las áreas de comercio existentes, los azules representan las ideas de negocio que aún no han sido exploradas. Pero ¿cuáles son las características que los diferencian?

 La estrategia diferencia los mercados en dos océanos: en los océanos rojos, como las reglas del juego competitivo ya están preestablecidas, se cree que los límites de las industrias son inamovibles. En cambio, en los océanos azules se busca la creación de mercados en áreas que signifiquen nuevas oportunidades de crecimiento rentable y sostenido a largo plazo. 

En este sentido, Los océanos rojos siempre existirán. Los océanos azules deben emerger de ellos y lograr traspasar sus barreras para encontrar nuevos horizontes.

Océanos azules mapa

Las nuevas vías

No es momento de zonas de confort…  Tenemos la obligación de explorar nuevas vías.

Kim y Mauborgne  nos ofrecen en su teoría caminos para vadear el océano rojo y navegar con viento de cola hacia el océano azul.

La industria

Analiza todas las alternativas dentro y fuera de tu rama industrial o de negocio. Para ello necesitarás maximizar las opciones de ideas creativas que puede ofrecer tu compañía.

Los clientes

En esta vía necesitarás estudiar los factores que influyen en las decisiones de tus clientes para continuar optando por atender al mismo grupo o cambiar de opción.

Analiza quiénes integran la cadena de compradores de tu empresa y decide si debes replantear las estrategias de manera individual o global.

Productos y servicios

Las necesidades de tus clientes, sus hábitos de compra varían. Piensa en él. Crea productos o servicios alternativos que resulten atractivos a tu consumidor o usuario.

La coyuntura

Estamos convencidos:  Kim y Mauborgne no vislumbraron la situación extrema que vivimos-padecemos hoy.  Pero si contemplaron la variable. En este sentido aconsejan determinar las tendencias externas que afectan al negocio a lo largo del tiempo y aconsejan generar un plan que ayude a enfrentar el entorno cambiante del comercio, la economía, el mercado u otros factores predominantes.

El epílogo

Vivimos tiempos difíciles… Por enésima vez en las últimas semanas repetimos estas tres palabras en nuestro Blog.

No pretendemos convertir la frase en “coletilla”, pero la realidad supera las intenciones.