Analizamos la importancia del branding emocional y el engagement que aporta la música en los negocios y cómo nos puede llevar al éxito

La relevancia de la música en los negocios es importante en sectores tan diferentes entre sí como los restaurantes, los hoteles, las tiendas de moda, los centros de salud y bienestar o los bancos y tiendas de distribución.

Existen numerosos estudios que lo demuestran. La música influye (y mucho) en las opciones y decisiones de compra de los clientes a través de lo que les llega a sus oídos.

Branding emocional

Desde el punto de vista científico, la música estimula de manera simultánea varias regiones cerebrales, especialmente las encargadas de las emociones. El branding emocional hace que una canción provoque la conexión entre una marca y su público. En este sentido, la música es ese material sensible capaz de modificar nuestro estado de ánimo y se convierte en un recurso de gran interés para comunicar los valores asociados a una marca y para incrementar el volumen de ventas en un negocio.

La música como aliada para los negocios

Dar con el tipo de música correcto es tan importante como identificar la imagen de marca. El sonido tiene tanto significado para las personas como la imagen.

Además de activar al consumidor e incitarle a la compra, hay un valor añadido mucho más importante: la música provoca que la acción de ir a una tienda sea una experiencia mucho más reconfortante que, por ejemplo, quedarse en casa y comprar por Internet.

Igualmente, está demostrado que la música crea un ambiente mucho más amable y ameno no sólo para los clientes, sino también para las personas que trabajan en ese negocio, lo que redunda, sin duda alguna, en efectos positivos a todos los niveles.

Debemos de ser conscientes, eso sí, que la música debe adaptarse a cada lugar, a cada situación, al tipo de cliente, al horario…

Generar valor

En sus inicios, hace ya décadas, se pretendía que la música ambiental sirviera para mejorar la productividad de los empleados. En los últimos años, los hilos musicales se han incorporado como elemento decisivo en la experiencia de cliente en los comercios y establecimientos.

Música y negocios

Las marcas dejaron de ser hace tiempo un simple logo. Los expertos en marketing insisten en que las marcas más reputadas destacan por haber sido capaces de generar un valor que va más allá de lo comercial y entrar en el terreno de las emociones.

Uso y aplicación

Existen varias recomendaciones que ayudan a sacar el máximo partido posible a los hilos musicales o a la música como elemento de marketing. Uno de ellos, fundamental, es mantener siempre la melodía en segundo plano.

La música debe considerarse siempre un potenciador del ambiente. Los clientes no deben prestar atención a la música y su volumen no debe ser muy elevado, sino que ha de ser solo una presencia en la atmósfera.

Música aplicada a los negocios

La cuestión del volumen es clave. Algunas tiendas dirigidas a los adolescentes suben el volumen para atraer su atención, sin embargo la mayoría de establecimientos debe moderarse, en especial si el público es mayor de 25 años. La música suave ayuda a crear un ambiente divertido y agradable que invita a la compra.

Desde el punto de vista de los empleados, escuchar música es también una forma de mejorar el ambiente y ganar en productividad. Para determinadas personas, escuchar la música adecuada ayuda a mejorar el rendimiento. Escuchar música genera una sustancia llamada dopamina, lo que ayuda a eliminar estrés y asociar el trabajo con algo que valoran positivamente.

Cuando las palabras fallan, la música habla. Hans Christian Andersen

Lee más artículos de nuestro blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies