Tecnología al alcance de todos

La innovación y las pymes. No es una fórmula matemática… Ni un jeroglífico… ¿Entiendes? Si no lo haces, deberías saber que no hablamos de tu futuro. Es tu presente.

Hablamos de empresa. De competitividad. Hablamos de negocio. Si queremos ser diferentes al resto, hay que apostar por la innovación.

Innovar significa ser diferente al resto conociendo, mejor que nadie, nuestra mejor ventaja competitiva.

Vivimos en un país con una base empresarial poco tecnológica. Prácticamente nula si escribimos sin eufemismos. Pretendemos competir por precio y, si jugamos a eso… perdemos.

Somos un país de empresas pequeñas. Más del 90 por ciento son pymes y micropymes;  pero la innovación, no siempre, entiende de tamaños.

Piénsalo

Puedes innovar en tu día a día: estimula tu creatividad. Haz un buen uso de las nuevas tecnologías, las que tengas a tu alcance.

De pequeños garajes emergieron enormes… y millonarias ideas. Pero no queremos ser “peliculeros”. Eso sí, seamos creativos. Aplica el término creatividad como sinónimo de innovación.

Es más, para muchas pequeñas empresas, hacer las cosas de manera diferente, con anticipación y sabiendo adaptarse a las necesidades que marca el mercado es la verdadera aplicación de la innovación.

Y no perdamos la perspectiva: nuestros competidores también innovan, ofrecen nuevos productos, y nuestros clientes nos los demandan. Prepárate… o desaparece.

¿Te ayudamos?

Lee este otro artículo

Conoce las soluciones de Iberaval

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies