El tributo que trae de cabeza a los emprendedores

Una de las primeras obligaciones fiscales del emprendedor es el alta censal en Hacienda. Realizarlo mediante la presentación del modelo 036 ó 037. Un proceso que conlleva localizar el código de la actividad a la que te vas a dedicar en el listado del Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

El IAE es un tributo obligatorio para todos los profesionales por cuenta propia -autónomos, empresarios y sociedades-. Aunque desde el año 2003 este impuesto no conlleva coste alguno para las personas físicas y las sociedades mercantiles que tengan una cifra de negocios inferior al millón de euros anuales.

Secciones en el IAE

El listado del IAE se agrupa en tres secciones básicas. Éstas a su vez se dividen en subgrupos y actividades con un código numérico y una pequeña descripción. Los tres grandes bloques del IAE son:

  • Actividades Empresariales (ganaderas, mineras, industriales, comerciales y de servicios). Deberás elegir el código de esta sección si tienes una empresa perteneciente a alguno de estos sectores.
  • Actividades profesionales de autónomos. Deberás elegir el código de esta sección si trabajas como freelance.
  • Actividades Artísticas

Decantarse por el código que mejor representa tu actividad puede no tener complicación alguna o llegar a ser un engorro. Todo depende de la naturaleza y complejidad de la actividad de tu negocio.

Consideraciones fiscales

La elección de tu epígrafe determinará el sistema de tributación al que estás obligado. Por eso, lo más recomendable es que cuentes con la ayuda de un asesor fiscal. Pero también que tengas en cuenta que el epígrafe o epígrafes IAE que elijas determinarán:

  • IRPF de los Autónomos: si tributas por el sistema de estimación directa simplificada o por el sistema de estimación objetiva (sistema de módulos). También te servirá si puedes o debes practicar retenciones en tus facturas. En el caso de los profesionales autónomos, por lo general, será del 15% al facturar a empresas y otros profesionales. Del 7% en el caso de nuevos autónomos durante tres años. En actividades agrícolas, ganaderas y forestales la retención alcanza al 2%.
  • IVA de los autónomos: determinará el régimen de IVA aplicable: general, recargo de equivalencia para comerciantes o simplificado para determinadas actividades en módulos.
  • Tipos de IVA: tanto en el caso de pymes como de autónomos, el tipo de IVA a aplicar en tus ventas, pudiendo ser el tipo general (21%), el reducido (10%), el superreducido (4%) o una actividad exenta de IVA.

Un único epígrafe

En la medida de lo posible procura simplificar tu declaración censal eligiendo un solo epígrafe y una sola actividad. Te ayudará en el futuro a acotar tus declaraciones de Hacienda. También servirá para evitar por ejemplo la Ley de prorrata de IVA, que concurre cuando tienes dos actividades con distintos tipos de IVA.

Habrá ocasiones en las que sea imposible ya que tienes en mente realizar varias actividades con diferente tipificación. En ese caso tendrás que darte de alta en Hacienda con varios códigos. Pero a poder ser debes tratar de que todos ellos tengan los mismos regímenes fiscales, tanto de IVA como de IRPF. De lo contrario, tendrás obligaciones tributarias diferentes, lo que te supondría declaraciones trimestrales y anuales más complejas.

Pese a los más de 130 epígrafes que conforman la declaración censal del IAE, existen actividades comunes que carecen de denominación específica. Es el caso de  la profesión periodística: aquellos autónomos con este perfil han de incluirse a en el grupo de pintores, escultores, ceramistas, artesanos, grabadores y artistas similares aunque poco o nada tenga que ver, más que las dotes artísticas. Aunque los periodistas por cuenta propia y algunos profesionales del sector servicios o financieros no tienen lugar propio en el listado del IAE. Resulta destacable que sí haya sitio reservado, por ejemplo, a profesionales de la tauromaquia.

Otras de las razones que dejan constancia de la obsolescencia de los epígrafes del IAE. Algo que debes considerar a la hora de darte de alta en el listado. Tiene que ver con la era digital y su falta de inclusión en este censo empresarial y profesional. Perfiles tan habituales como el de diseñador gráfico o community manager comparten código con los profesionales de la publicidad.

No son asuntos menores. El peso de la burocracia, sobre todo fiscal, continúa siendo uno de los obstáculos principales a la hora de emprender. Desde este blog procuraremos aclarar este tipo de aspectos y, de esta forma, facilitar tu iniciativa empresarial.

En Iberaval, nuestro objetivo es tu éxito.

www.iberaval.es

Foto: Flickr

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies