Claves a tener en cuenta a la hora de emprender en la estación estival, en un año particular como consecuencia del coronavirus

Hoy toca abordar ideas de negocios para el verano.

Y es que, el cambio de estación modifica los hábitos de consumo y de vida. El estío puede significar un impulso para un nuevo negocio si sabes detectar la oportunidad. La vida sigue… 

Hasta hace no demasiado tiempo, la palabra verano era sinónimo de sol, playa, vacaciones descanso… Pero la temporada estival también representa una oportunidad para aquellos emprendedores que quieren poner en marcha un negocio.

El verano propicia actividades que no se realizan en otra época del año creando nuevas necesidades y generando demanda.

Reiteramos: la vida debe continuar. En Iberaval somos empresa. Lo somos e intentamos que tú también lo seas. Por eso esta semana queremos animarte a desarrollar tu idea y a buscar y generar tu oportunidad.

El verano puede ser un momento excelente para probar nuevos conceptos de negocio. También puedes simplemente sacar partido a la temporada, ofreciendo a las personas que están de vacaciones productos y servicios que les puedan interesar.

Emprender en verano

Las claves

El verano tiene una serie de ventajas que no existen el resto del año. El clima es más atractivo que en invierno y eso hace que muchas personas estén más dispuestas a gastar parte de su presupuesto familiar en ocio. Resulta, por tanto, un buen momento para emprender un negocio relacionado con el sector servicios.

He aquí alguna de las cosas a tener en cuenta cuando ya dispongas de ideas de negocios para el verano:

Original o copia

Es habitual fijarse en un negocio de éxito e intentar emularlo. El problema de esta práctica es que, si ya hay alguien que se encuentra haciéndolo bien y a un buen precio, puede ser complicado encontrar un hueco en el mercado.

A la larga resulta más rentable dedicar tiempo y esfuerzo a detectar qué necesidades hay sin cubrir para abrirse camino o procurar mejorar aquellos servicios que ya existen añadiendo un valor añadido a la experiencia de los consumidores.

La competencia

Es indispensable para cualquier empresa conocer qué está haciendo la competencia. Solo conociendo los planes de las empresas con las que se comparte el mercado se consigue adelantarse a sus proyectos y ganarles terreno.

Los estudios sobre la competencia deben realizarse a lo largo de toda la vida de las empresas, pero son todavía más importantes al comienzo, cuando hay que abrirse sitio en el mercado.

Joven trabajando en verano

El mercado

Una vez estudiada la viabilidad del proyecto, llegará el momento de crear complementos a ese servicio o producto principal. En principio, es más relevante desarrollar bien una sola idea que intentar sacar adelante varias con una calidad menor.

En este sentido, uno de los principales problemas de los emprendedores cuando empiezan su negocio, es que les resulta difícil centrarse en un único aspecto. La imaginación corre más que el desarrollo del trabajo. Es importante conseguir centrar los esfuerzos en una sola dirección.

El impuso

Damos fe. Existen casos de éxito de ideas mucho más simples que algunos fracasos con ideas brillantes.

Oficina con jóvenes

Confía en ti mismo y en tu idea. Analiza su viabilidad.  El análisis previo, el plan de negocio, la constancia y la  insistencia marcarán un valor diferencial.

El primer paso, en general, siempre suele ser el más difícil para todo en la vida, y por supuesto, en la empresa, en los negocios no iba a ser menos.

Los miedos

Déjalos a un lado. Quizá la coyuntura no invite al optimismo. Los problemas existen, no los relativices. Esto no supone necesariamente un obstáculo. De hecho, a menudo nos quedamos sólo con los miedos y no dejamos que nuestras ideas embrionarias progresen. Planifica libremente, pero planifica.

Paciencia y constancia

Comenzar un negocio requiere de paciencia y constancia, más aún cuando comienzas con recursos limitados. Asume que la evolución y el crecimiento suelen ser lentos.

Como punto de partida  piensa en aquellas actividades que has venido realizando en tu día a día y que podrías transformar en un emprendimiento. Considera aquellas para las que ya tienes los medios y, sobre todo, los conocimientos.

Emprender en verano puede ser una idea excelente. Incluso, con intención de que sea estacional. No hay que desestimar ideas de negocios para el verano, si las pulimos y asentamos sobre un proyecto viable.

Más artículos en nuestro blog.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies