El grifo del crédito

Iberaval te lo cuenta: Los datos estadísticos confirman que el crédito fluye de nuevo en España y, por ende, en Castilla y León. Eso sí, si se desciende de las grandes cifras a los pequeños números, los analistas han observado que no llega a todos por igual. De hecho, la financiación llega a las grandes y a las medianas empresas… Pero los pequeños proyectos y los autónomos continúan con problemas. Estas dificultades impidieron la creación de 15.000 empleos en Castilla y León. Son datos extraídos de un estudio elaborado por Cesgar.

En este escenario es donde adquiere un papel relevante Iberaval: «cubrir una falla del mercado», afirma José Rolando Álvarez. Las sociedades de garantía como Iberaval son una parte muy importante de la solución para allanar la financiación a las pymes y autónomos. Esos que se encuentran con obstáculos financieros a la hora de poner en marcha un proyecto o hacerlo crecer.

Los últimos datos ratifican a Iberaval como un instrumento clave para el desarrollo del tejido empresarial. Los números no mienten: 570 millones de euros de riesgo vivo (dinero prestado) en cerca de 12.000 operaciones de crédito en las que participa actualmente.

Consejo de Administración Extraordinario

Así se constató en el Consejo de Administración Extraordinario celebrado hace unos días. En él, por primera vez, estuvo presente el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Sobre la mesa, el balance de un año 2015 que se cerró con 3.248 avales financieros concedidos por 166 millones de euros. De modo que se ha producido un aumento del 25% respecto al ejercicio anterior.

Lejos de conformarnos con estos datos, en Iberaval estamos convencidos de continuar por la senda del crecimiento. Por ello, nos hemos marcado como objetivo para este año incrementar un 30% los avales financieros concedidos. Pero también superar la cifra de 200 millones de euros. Como afirma nuestro presidente, «nuestra voluntad es ser más útiles a los ciudadanos y a los empresarios de Castilla y León».

En el transcurso del Consejo, se dijo que la mitad de los avales concedidos se destinaron a inversiones de las empresas y la mitad restante a operaciones de circulante.

Liderazgo

Además, Iberaval ha consolidado su liderazgo entre las sociedades de garantía nacionales con 23.184 socios partícipes, 2.142 de los cuales se sumaron en 2015. A ellos hay que sumar 124 socios protectores, entre los que se encuentran instituciones como la Junta de Castilla y León y el Gobierno de La Rioja.

En este mar de cifras es necesario destacar que Iberaval contribuye al sostenimiento de 100.000 empleos con 11.900 operaciones respaldadas. Parafraseando a nuestro presidente, José Rolando Álvarez, en Iberaval estamos al lado de la tienda de la esquina. Pero también de la pequeña empresa familiar. Del taller, de las cuencas mineras, del entorno rural… De los afectados de los desastres naturales como las inundaciones de Miranda de Ebro. O de los proveedores que vivieron de cerca el incendio de Campofrío…

Por todo ello, Juan Vicente Herrera, considera a Iberaval como un «instrumento clave». Sobre todo en el sistema de colaboración público-privada. Bajo la idea central de que «nunca, un proyecto viable debe morir por falta de financiación».

Las grandes cifras

  • 900 millones de euros de riesgo vivo
  • 184 socios partícipes
  • 248 empresas avaladas en 2015
  • 89.000 euros de importe medio en las operaciones avaladas
  • 1,4 millones de euros de superávit
  • 4,4 % de tasa de morosidad, menos de la mitad que el resto del sistema financiero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies