El futuro ya está aquí

Lo cantaban Radio Futura allá por los primeros 80, eso sí, hablando de la moda juvenil. Pero, el futuro ya está aquí…

Desde que se inició la era de la transformación digital, son muchas las pymes españolas que integran las nuevas tecnologías en sus negocios. Concretamente, a través de internet. Aunque según un reciente estudio de la consultora digital multinacional International Data Corporation (IDC), tan sólo un 7% de estas empresas han llevado a cabo una transformación completa. Lo cierto es que la gran mayoría de las pymes que han desarrollado algún tipo de integración tecnológica reconocen han salido beneficiadas en múltiples sentidos.

Las pymes encuestadas reconocen que la rentabilidad obtenida con la aplicación de tecnologías va más allá del aumento de ventas. En este sentido, hacen hincapié en la agilización y simplificación de sus procesos. Algo que ha derivado en una destacada reducción de costes. Asimismo, destacan que la mayor eficiencia lograda se ha traducido en una mejora sustancial en la experiencia del cliente.

Entorno digital

Son hechos. La importancia del entorno digital en los negocios es cada vez mayor. Su peso en los procesos productivos, con introducción de nuevas tecnologías de forma constante. O su aplicación en todos los sectores de la economía… Todo ello hace que la digitalización sea un paso ya innegable. Una circunstancia que obliga a las pymes a una adaptación constante para no perder el ritmo del mercado.

Hoy en día se puede afirmar que las empresas que no sepan iniciar la digitalización tendrán terreno perdido para competir. De hecho, si no trabajan ya en ella, están perdiendo tiempo para llegar a la salida. Ya no se entiende el crecimiento de las pymes sin una estrategia que sepa combinar canales presenciales-analógicos, con la tecnología digital. Estamos en la era del clic.

Unificar y conectar tecnologías

El reto ahora consiste en unificar y conectar todas las tecnologías para orientarse. No sólo hacia el mercado para obtener nuevas posibilidades de incrementar ingresos. También hacia la  interacción con los potenciales clientes para, así, atender y entender sus necesidades.

Sólo así lograremos construir unas empresas dinámicas y competitivas, más propias del siglo XXI. No lo olvidemos: el futuro ya está aquí.

 

Foto: Flickr

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies