La fiesta europea de las pymes

El pasado sábado día 12 de mayo hemos celebrado el Día Europeo de las Pymes. Y las pequeñas y medianas empresas son la base fundamental de nuestra economía. Así como la fuente principal de empleo en España. También en Europa.

Dado el peso específico que tiene el colectivo de pymes y autónomos en nuestro país, no cuesta mucho transmitir nuestra felicitación y reconocimiento más sincero al mismo. Según datos del Ministerio de Industria, Economía y Competitividad, el número de empresas inscritas en la Seguridad Social eran éstas en diciembre de 2017: un total de 2.868.886. De las cuales sólo 4.498 son de gran tamaño y superan los 250 trabajadores. El resto se lo reparten autónomos, microempresas y pequeñas y medianas empresas.

Puede ser que tu empresa sólo emplee a tres trabajadores, o a uno, o incluso a ninguno. Pero todos los autónomos y pymes son artífices de dos tercios del empleo que se produce en la UE. Así lo apunta el informe anual de la Comisión Europea.

Valor añadido

Además, generan 3,9 trillones de euros de valor añadido. Esto significa que, de media, la contribución neta de una pequeña o mediana empresa a la economía es de 57 céntimos por cada euro. En definitiva, la repercusión que tienen las pymes en conjunto es mayor que la de las grandes empresas.

En España, las pymes ocupan al 66,9 por ciento de los trabajadores. Otro dato relevante es que el 33,5 por ciento de esos empleos los crean únicamente las microempresas. Unas cifras que dan buena cuenta del papel de los autónomos y emprendedores en el tejido económico del país.

De hecho, son datos apabullantes que vienen a corroborar la importancia de la pequeña y mediana empresa en la economía española. La creación de una pyme y su mantenimiento llevan asociados mucho esfuerzo, dedicación e ilusión, motivos que hacen del día 12 de mayo una fecha realmente especial.

Retos pendientes

Ahora bien, el Informe Anual sobre Pymes elaborado por la Comisión Europea, junto a las cifras macroeconómicas y de creación de empleo, también señalan seis grandes problemas para que las pequeñas empresas salgan adelante. Los principales, la dificultad para encontrar clientes y la disponibilidad de personal cualificado. Junto a ellos: La competencia, las regulaciones, los costes de producción y el acceso a la financiación.

Este último apartado, nos atañe. En Iberaval nos dedicamos día a día a procurar solucionar las necesidades de crédito y liquidez de las pymes y autónomos. Aportamos soluciones y, a la vista de los resultados: vamos logrando nuestros objetivos.

Por todo ello, hoy más que nunca, sirva esta fecha para reconocer que el sacrificio de esos incansables propietarios y trabajadores de pymes. Son el motor real de la economía. Una gran responsabilidad y una enorme satisfacción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies