Crecimiento del 32 por ciento en el último año

Creemos en ti…Y la confianza es mutua. Así lo demuestran las cifras: las pymes han regresado a la senda de la inversión en 2016. Y lo hicieron de la mano de nuestra sociedad de garantía. Gracias a esa confianza de pymes, autónomos y emprendedores en nuestros productos financieros, esta evolución ha sido conjunta: Iberaval creció en el pasado ejercicio un 32 por ciento. Asimismo, facilitó a las empresas un total de 219 millones de euros, distribuidos en 3.816 avales formalizados.

Son datos oficiales constatados hace unos días durante la presentación del balance,  presentado por el presidente de la sociedad de garantía, José Rolando Álvarez, junto a la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo (ambos en la imagen).

Álvarez quiso resaltar datos objetivos que constituyen “cifras históricas”. Como los 623 millones de euros de riesgo vivo distribuidos en 12.000 avales, un 9 por ciento más que en 2015. No son sólo grandes cifras. Puesto que la suma de ellas, unidas al trabajo y esfuerzo de los empresarios han contribuido a la creación y mantenimiento de cerca de 100.000 empleos. Sólo en Castilla y León, en 2016. Un año “intenso en lo cualitativo y cuantitativo”, aseveró Álvarez en la presentación.

Previsiones

En el acto, también se habló de futuro inmediato. Iberaval quiere sumar y seguir. José Rolando Álvarez anunció también que la SGR crecerá este año en dobles digital (avanzó un diez por ciento en los dos primeros meses del año), y llegará a mitad del ejercicio con 25.000 socios, frente a los 24.413 del cierre de 2016, cuando sumó 1.353 nuevos. Nuestro futuro, afirmó, pasa por “seguir creciendo” y aseguró que Iberaval participará activamente en los procesos de concentración” de un sector en el que son “líderes” en España. “Debemos crecer incluso fuera de Castilla y León”, resumió. Asimismo, recordó la aprobación el año pasado del Plan Estratégico de Iberaval. Su futuro, dijo, pasa por la “digitalización” porque “aún otorgamos demasiado protagonismo al papel”.

Son hechos: Iberaval es una “historia de éxito”, recordó José Rolando Álvarez, quien repasó las cifras de un año. En él, la SGR asumió el 20 por ciento de la financiación que facilitó el sector en España. Iberaval cubre una “falla de mercado” ante las dificultades de pymes y autónomos para que reciban financiación de la banca, apuntó Álvarez. Tras ello precisó que el 55% de las cantidades que facilitaron fueron para circulante y un 45%, para inversión.

Una de cada cinco pymes

Satisfacción también porque más del 20% de pymes de Castilla y León están asociadas a Iberaval. Y concretó que las pequeñas y medianas empresas contrataron gracias a su apoyo préstamos medios de 100.000 euros, a devolver en seis años. Cabe destacar que el 62 por ciento de los apoyos de Iberaval fueron para micropyes (menos de cinco empleados). Y un 31 por ciento para pequeñas empresas (menos de diez trabajadores). Además, un 40 por ciento de sus socios forman parte del colectivo autónomo.

En cuanto a los sectores que contaron con el apoyo de la SGR en 2016, un 26% de nuestros avales se concentraron en el comercio. Por otra parte, un 24% se dirigió a la industria; y un 23% en los servicios. Aunque también hemos apoyado sectores muy castigados por la crisis como la construcción, que asumió un ocho por ciento del total.

Reconocimiento a la Junta de Castilla y León

José Rolando Álvarez tuvo palabras de agradecimiento al Gobierno regional por su apoyo a Iberaval. Y constató que gracias al programa ADE Financia, facilitaron fondos a 631 pymes. Con préstamos bonificados en sus tipos de interés y con unas condiciones preferentes por valor de más de 68 millones de euros. Por otra parte, precisó que el programa de fomento del emprendimiento creador de empleo facilitó 12,3 millones de euros en 120 expedientes. En este sentido, alabó la creación de la Lanzadera Financiera, que consideró un “acierto” y “ejemplo único” en España.

No son intenciones, son hechos. En nuestro afán está sumar y seguir. Continuar prestando un servicio eficaz a las empresas y contribuir con ello al desarrollo económico y social común. Todo ello a través del apoyo directo a nuestras pymes, autónomos y emprendedores como verdaderos artífices del cambio de rumbo. Desde la salida real de la crisis y de la construcción de un presente estable y de un futuro despejado e ilusionante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies