Abordamos el debate sobre comercio y festivos: ¿Deben abrir los comercios en domingos y festivos?

Consumidores, empresarios y, políticos no se ponen de acuerdo: La regulación, la ley, nos implica a todos pero nos afecta de modo distinto

 

¿A quién beneficia un comercio que abre en domingo o festivo?

Es un debate abierto: al consumidor, porque demanda horarios más flexibles para realizar sus compras. Al propietario del establecimiento, porque aumenta las ventas. A las arcas públicas, porque se recaudan más impuestos…  Pero, ¿y al empleado, que ve afectada su conciliación? Unos y otros no se ponen de acuerdo. Es una discusión tan abierta, como perdida.

Tantos partidarios como detractores

Existen tantos partidarios como detractores.

Tanto es así que desde este blog no pretendemos, ni queremos sentar cátedra alguna. El hecho es que parece existir una batalla entre grandes superficies, comercio minorista, empleados y todo lo que ello conlleva.

Comercio cercano

El tema es controvertido, polémico y, por lo tanto, repleto de tópicos y lugares comunes tan llenos de razón, como de intereses particulares.

Por un lado, se ha afirmado genéricamente que la libertad de horarios beneficia a los consumidores. Desde una perspectiva de utilidad, eso es así. Siempre y cuando ese mayor servicio no suponga un incremento de coste.

Desde el punto de vista profesional, siempre, un mayor servicio supone un mayor coste fundamentalmente laboral.  Son costes fijos. Los asumen todos los consumidores. Tanto si son compradores en festivos como si no lo son.

Ventas

¿Comercio y festivos? Genéricamente, se afirma que las grandes cadenas, los supermercados más populares o los comercios más señeros son los que pretenden la barra libre de festivos, mientras que son los pequeños y tradicionales comercios los que se niegan y quieren impedirlo.

Pues bien, existen también cadenas de supermercados muy populares que no hacen uso de la autorización de la apertura en festivos que les pueda ofrecer la legislación.

Grandes almacenes

Coste – beneficio

Una de las cadenas de supermercados más populares considera que las ventas generadas en domingo sustituyen a las ventas de otros días de la semana (principalmente sábado y lunes) y que no les compensa el incremento de costes, ni el deterioro de las condiciones laborales de sus empleados que tendrían que trabajar en festivos.

Por norma general, los partidarios de una mayor apertura en festivos son algunas grandes cadenas basadas en hipermercados de periferia y las grandes superficies especializadas.

El empleo

Más días de trabajo, más empleo. Es una fórmula clásica, una regla de tres. La liberalización de horarios crea más empleo… o no. Quizá precariza ese empleo… o no. Es la eterna discusión, que varía según el cristal con que se mira.

Negocios

Cerca de tres millones de personas en España trabajan en el sector del Comercio. Casi un 16% de la población ocupada.

Entre unos y otros (empresarios y trabajadores), vertebran la estructura de los barrios, de los pueblos, de las ciudades… Hablamos de negocio, de empleo, de conciliación…

Sin embargo, la libertad de horarios no obliga a los comerciantes a abrir sus establecimientos si no lo desean.

La liberalización debe o debería inspirarse en el principio del bienestar de empresarios, empleados y consumidores.  ¿Llegaremos algún día a la cuadratura del círculo?

Más artículos en el Blog de Iberaval.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies