Llega el Black Friday

Ya estamos en vísperas. El españolizado Black Friday supondrá, el 25 de noviembre, el «pistoletazo de salida» a la campaña de Navidad. Sin duda, la más esperada de los últimos años. Es un hecho: en unos pocos años, el Viernes Negro» ha pasado en España de ser una iniciativa limitada a las grandes cadenas a consolidarse. A ser una nueva oportunidad para que las pymes del comercio mejoren sus ventas. Para lograr visibilidad como antesala de la fiesta comercial por excelencia.

La Confederación Española de Comercio (CEC) considera que estos meses serán decisivos para el futuro del comercio minorista. La razón es obvia: la recuperación de la confianza del consumidor y la posibilidad de una histórica campaña de Navidad. Ambas cuestiones podrían suponer un gran impulso para este tipo de negocios.

Las previsiones apuntan a que el pequeño comercio español registrará la mejor Navidad en ocho años. La patronal del Comercio estima que se producirá un incremento de las ventas del 5% en comparación de 2015. Lo que convierte a las presentes navidades en las más deseadas desde antes de la crisis.

35.000 nuevos empleos

Prueba de este empuje son los 35.000 empleos netos que generará la campaña navideña. Es lo que anticipan los datos de la Confederación. Para ello, han tenido en cuenta sus previsiones en la evolución de las ventas hasta septiembre. También ha valorado la reducción de las tasas de paro, así como que, tras casi un año de incertidumbre política, España cuente con Gobierno.

Desde la CEC recuerdan que una parte del sector sigue debilitada por el actual clima de incertidumbre. Y señalan que la Campaña de Navidad puede suponer el espaldarazo que necesitan para cerrar bien el año. Para asegurar su continuidad. En este sentido, aplauden el fin de la inestabilidad. Una circunstancia que, con el desplome de la confianza del consumidor, supuso la ralentización del crecimiento del comercio minorista.

Relevancia del sector

Los comerciantes reclaman al nuevo Gobierno que sea sensible con el sector. en resumen, que el Comercio se encuadre en un Ministerio acorde con su importancia. Los datos así lo avalan: durante la época de crisis, el sector del comercio minorista jugó un papel clave en el conjunto de la economía española. Lo hizo al representar la principal fuente de empleo estable del país. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística -INE- el comercio minorista alcanzó en septiembre un crecimiento interanual del 3,6%. Eso en lo referido a nivel de ventas, y de un 1,9% en lo que se refiere a la creación de empleo.

A la vista de estos datos, la CEC ha recalcado la importancia de la campaña de Navidad. Al menos para que el sector se consolide en su recuperación. Para ello, recuerdan, es fundamental que se devuelva la confianza al consumidor. Y que se cuente con el apoyo del gubernamental para que se cumplan las previsiones de crecimiento y el sector asegure su continuidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies