Un «salvavidas» para la economía

Es un tópico. A pesar de que el sector agrario ha sido históricamente un «salvavidas» real para la economía y el desarrollo de nuestro país, en el ámbito sociocultural se sigue considerando un sector tradicionalista, anquilosado y poco dado a la innovación. Sin embargo, hace tiempo que las cosas están cambiando: el sector agrario no sólo ha despertado del letargo. Sino que además se ha convertido en uno de los nichos más relevantes para la innovación. Y lo ha hecho al incorporar nuevas tecnologías a su producción a niveles nunca vistos.

En el campo español aún hay mucho margen de mejora. El sector agrario y alimentario cuenta con múltiple facetas en las que el espacio para crecer es muy amplio: la mejora y optimización de los procesos. Pero también evolucionar sus productos desde diferentes vertientes nutricionales, funcionales u organolépticas… Además, desde la innovación se puede contribuir a la sostenibilidad. A la consecución de un sistema más respetuoso con el medio ambiente.

El potencial del sector es excepcional. A día de hoy aporta al PIB español nada menos que 781.000 millones de euros. También realiza exportaciones por valor de 22.347 millones y da empleo a 777.400 personas. Sólo en el último año, incorporó 19.800 nuevos trabajadores según INE y Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

Nuevos recursos y apoyo financiero

La evolución definitiva de un puntal tan relevante y su incorporación a un proceso real de innovación depende, en gran medida, de la dotación de nuevos recursos y un apoyo financiero adecuado.

En Iberaval somos conscientes del potencia actual del sector agroalimentario y, sobre todo, de su enorme proyección. Una parte relevante de nuestros recursos se han destinado históricamente a las actividades relacionadas con el medio rural: modernización de instalaciones industriales, impulso de nuevos proyectos empresariales, desarrollo de los ya existentes… Ejemplo de ello son acuerdos como el rubricado este mismo año con la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León -Urcacyl-.

A partir de este convenio que afecta a más de 50.000 agricultores y ganaderos, Iberaval aporta asesoramiento y soluciones financieras a las cooperativas. Se persigue hacerlas más competitivas e innovadoras. Todo ello con el fin de facilitar su acceso a la financiación, en condiciones ventajosas. ¿Cómo? a través de prácticamente la totalidad de las entidades financieras  de Castilla y León.

Productos relativos a préstamos, créditos, operaciones de comercio exterior y líneas de descuento. Junto a expedientes de leasingfactoring y confirming elaborados ex profeso para atender sus necesidades de liquidez para la inversión, creación, modernización y expansión de empresas en el medio rural.

Es un hecho, por dimensión, por ocupación, por fuerza productiva y exportadora y por su valor estratégico, cultural y de imagen hacia el exterior: el sector agrario y alimentario constituye sin lugar a dudas uno de los principales motores de nuestro país.

www.iberaval.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies