Nuevos retos para todos

El cambio de año es, tradicionalmente, la época más propicia para acometer nuevos retos. Para ejecutar proyectos que hemos tenido en la cabeza durante los meses anteriores. Y¨que con el inicio del nuevo curso queremos sacar adelante. Hablamos, por supuesto, de proyectos de emprendimiento empresarial.

A la hora de poner en marcha un proyecto de este tipo hay que planificar. Aspectos como contar con un buen plan de negocio, tener acceso a la financiación verdaderamente necesaria o conocer los trámites administrativos requeridos es básico. Como conocer las leyes que afectan a una nueva compañía o autónomo. Son elementos básicos para que una idea fructifique.

Por esta razón, os aportamos una pequeña guía que acompañe a todo emprendedor en sus primeros pasos como potencial empresario.

Evaluar tu perfil

Antes de empezar, debes evaluar tu perfil como emprendedor, reflexionar acerca de tus cualidades y peculiaridades de tu proyecto. En este sentido, existen diversas herramientas online que pueden resultarte útiles. Entre ellas el cuestionario genérico elaborado por la Confederación Española de Jóvenes Empresarios -CEAJE- podría serte de mucha utilidad. Además, una vez realizada esta prueba, un tutor de la organización puede ayudarte a iniciar tu plan de empresa.

A la hora de analizar si un proyecto puede hacerse realidad, es necesario contemplar tanto el escenario en el que se desarrollará como su naturaleza, sus características, su viabilidad, sus armas para competir, sus elementos diferenciadores con lo que ya existe en el mercado y su capacidad para ser atractivo a inversores y consumidores. Todos estos factores, como mínimo, deben tener su reflejo el indispensable Plan de Empresa.

Viabilidad del proyecto

Un elemento de gran valor para testar la viabilidad de tu iniciativa puede ser el concepto de “prueba–error”. Si bien en un marco real llevar a cabo este “ensayo” no es muy recomendable por los costes que podría generar, la web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo nos ofrece una serie de simulaciones en las que el emprendedor puede enfrentarse de manera virtual a retos cotidianos que puede surgir en el desarrollo de su idea.

Y… llega el momento crítico: la creación de la empresa.

Para facilitar este camino existen guías como las elaboradas por la Agencia Efe a las que podemos acudir para aclararnos tanto la Ley de Apoyo a los Emprendedores que nos rige, así como la elección de régimen jurídico que nos conviene.  Dependiendo de la forma jurídica que elijas, los trámites que tendrás que realizar y los organismos que deberás visitar pueden variar, por lo que no te pierdas los principales pasos que debes acometer para poner en marcha tu iniciativa.

Financiación

Otra de las claves fundamentales en este proceso es la financiación: ¿cuánto dinero necesito?, ¿en qué condiciones? Contar con un asesor que pueda responderte a estas cuestiones de vital importancia para el presente y el futuro de tu proyecto es primordial. Una financiación mal planificada puede dar al traste con la mejor de las ideas.

Precisamente resolver esas dudas y acompañarte en todo el proceso de creación y consolidación de tu proyecto es la razón de ser de la Sociedad de Garantía Iberaval. Nuestros profesionales te allanan el camino y despejan los obstáculos financieros proponiéndote las mejores condiciones en coste y plazo  de devolución.

Hasta aquí los primeros pasos. No son pocos, pero tampoco son los suficientes. Trabajo, constancia y responsabilidad. Todo eso será básico a partir de la creación de tu propia empresa. Y constituirán los términos que definirán el éxito o el fracaso de tu proyecto. Si es viable, te avalamos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies