Conseguir la financiación adecuada a tu proyecto es, junto a una buena idea y un proyecto viable, el pilar principal con el que construir tu negocio

Hoy abordamos las alternativas a la financiación bancaria tradicional.

La financiación es uno de los hitos principales en la puesta en marcha o consolidación de un proyecto empresarial.

Abrir un nuevo negocio, expandir uno existente, internacionalizarse, invertir en bienes de equipo, digitalizarse, contratar nuevos empleados… Las pequeñas y medianas empresas, los autónomos y los emprendedores viven en una constante evolución.

En la entrada de esta semana queremos abordar el ingrediente principal de cualquier iniciativa empresarial. Ya sea de la puesta en marcha de un nuevo proyecto o la consolidación o expansión de otro ya existente: la financiación.

Queremos hacerlo desde una perspectiva distinta. Alternativa. También es la nuestra, pero no la única.

Alternativas a la financiación tradicional

No existe una definición colegiada sobre lo que es la financiación alternativa. Dependiendo de quién utilice el término se puede entender de una manera más o menos amplia.

Si hablamos de literalidad, podemos establecer que la financiación alternativa es aquella que está fuera de la financiación bancaria tradicional.

Evitar las dificultades

Groso modo: la financiación alternativa pone al alcance de cualquier empresa la posibilidad de tener acceso a diferentes formas de financiación evitando muchas de las dificultades que podrían mostrar las entidades financieras clásicas (los bancos) a la hora de conceder ciertos tipos de crédito.

Pero no nos confundamos. La banca ha tenido, tiene y tendrá una relación muy estrecha con las empresas en nuestro país. Son y seguirán siendo el principal financiador empresarial en España y en el mundo. Si bien es cierto que esa relación de necesidad mutua ha creado en nuestro tejido productivo una dependencia que, queramos o no, ha incidido en la debilidad estructural que sufren las pymes a la hora de lograr financiación adecuada a sus proyectos.

Las alternativas existen. Están ahí. Nosotros, las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) somos, a día de hoy, una de las más adecuadas. Pero no la única: 

Líneas ICO (Instituto de Crédito Oficial)

Las líneas de financiación pública del Instituto de Crédito Oficial, conocidas como líneas ICO, son unos tipos de préstamos, para autónomos y pymes, a los que puedes acceder para conseguir financiación en una situación de dificultad de acceso al crédito bancario.

Dos manos se entregan un billete

Sus líneas de crédito son muchas y muy diversas, pero las más relevantes para pymes y emprendedores, además de las referentes al Covid-19, las podemos resumir en seis:

  1. Empresas y Emprendedores
  2. Garantía SGR
  3. ICO Crédito Comercial
  4. Línea IDAE Eficiencia Energética
  5. ICO Internacionalización
  6. Exportadores

Sociedades de Garantía o SGR

Somos nosotros. Somos Iberaval. Las Sociedades de Garantía somos entidades financieras, sin ánimo de lucro,  cuyo objeto principal es facilitar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas y mejorar, en términos generales, sus condiciones de financiación, a través de la prestación de avales ante bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito, Administraciones Públicas y clientes y proveedores.

Por tanto, mediante nuestra intervención consigues que el banco, caja de ahorros o cooperativa de crédito te conceda la financiación que necesitas en las mejores condiciones de coste y plazos, mediante convenios o líneas de crédito.

Somos empresa. Respaldamos tu financiación.

Cálculo de gastos de financiación

Factoring

El factoring es un método interesante para obtener crédito con tus propias facturas. Se trata de una operación financiera mediante la que cedes las facturas generadas con tus ventas a una empresa que se encarga de gestionar el cobro.

La empresa te dará el montante de las mismas restándole una porción de comisión que será su ganancia.

Business Angel

Ya sea persona física o jurídica, el business angel es un inversor privado que aporta financiación y experiencia a los nuevos empresarios con el fin de obtener ganancia cuando el negocio comienza a prosperar.

Normalmente se trata de alguien que, además de capital, aporta conocimientos y experiencia empresarial. Por lo que suele invertir parte de su tiempo para tutorizar los inicios de la empresa que se está gestando.

Incubadoras de Startups

Una incubadora de empresas o startups es aquella organización que tiene por finalidad acelerar el crecimiento y propiciar el éxito de las empresas que comienzan su andadura.

Lo hacen aportando recursos de todo tipo. No solo capital financiero, sino también conocimiento, espacio para desarrollar la actividad, contactos… Suelen ser empresas privadas, universidades, entidades gubernamentales…

Crowdfunding

El Crowdfunding es un modo de financiación colectiva. Llegó hace años para quedarse en nuestro país y posteriormente ha evolucionado en diferentes formas.

La idea básica de esta modalidad es que recibes aportaciones económicas de personas anónimas para poner en marcha el negocio que tienes en la cabeza y a cambio ellas reciben de parte tuya algún tipo de recompensa: participación de algún modo en el proyecto, regalos exclusivos, experiencias únicas…  Básicamente, hablamos de mecenas.

Fondos de capital de riesgo

Puedes recurrir a este tipo de fondos aún si no existe un historial que avale tus resultados, de ahí el riesgo, por lo que el que realiza el préstamo asume que puede no retornar su inversión de ningún modo.

financiacion

En este caso, el que financia este tipo de negocio suele poner el dinero en empresas que puedan crecer rápidamente y tenga modelos de negocio realmente innovadores.

Lo normal es que el inversor finalmente, pase a formar parte de la empresa misma en vez de recuperar el capital invertido.

Emisión de deuda

Esta fórmula consiste en emitir títulos financieros por el montante de la deuda de un negocio que compran otras empresas o entidades. Con lo obtenido por la venta se garantiza un pago futuro a cambio de un capital instantáneo. La idea es hacer frente a los pagos más inmediatos o realizar inversiones que resulten estratégicas para mantener el negocio con vida.

Conclusión

Son todas las que están, pero no están todas las que son…

El hecho es que la financiación alternativa se está consolidando en España como una opción real para las pymes.

Una vez más en Iberaval levantamos la mano. No somos una alternativa más. Los hechos lo demuestran.

Somos financiación. Hacemos empresa. Respaldamos tu negocio

www.iberaval.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies