La innovación no puede ser un término más dentro de nuestro diccionario empresarial. La innovación debe ser un mandamiento y ocupar uno de los primeros lugares de nuestro decálogo para alcanzar el éxito en nuestros negocios, en nuestros proyectos empresariales.

A día de hoy, la realidad es tozuda e innovar sigue sin ser uno de los verbos más conjugados en el tejido empresarial de nuestro país.

Según el Informe de Acceso a Financiación Ajena por parte de las Pymes, elaborado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR), apenas el 21,6% de las pequeñas y medianas empresas españolas realiza actividades de innovación. Según la patronal que integra a las 20 SGR de nuestro país –entre ellas, Iberaval-, más de un 16 por ciento de ellas está obteniendo ya  retorno de estas actividades en su facturación.

Una de las claves para variar esta dinámica se asienta sobre la formación. En este sentido, las instituciones, en este caso la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa  ha dado un paso adelante y ha lanzado el «Programa de Crecimiento Empresarial». La iniciativa que pilota el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ofrece un servicio de asesoramiento personalizado a pymes que hace especial hincapié en la innovación empresarial, dirigido a su vez a la digitalización, finanzas, marketing y comercialización y recursos humanos.

A través de este programa, profesionales especializados analizan junto a la empresa el modelo de negocio y desarrollan un plan estratégico de crecimiento. Entre sus objetivos más relevantes destacan la mejora de la competitividad global, una estrategia de crecimiento, la cultura de la innovación en tu empresa o la gestión de los recursos humanos y de los procesos de producción.

Además, nos ayudarán a explorar nuevos canales de venta y comunicación online, mejorar la imagen y conseguir un posicionamiento y reconocimiento de nuestra marca, aumentar la facturación o buscar fuentes de financiación y ayudas públicas.

La oferta está disponible para pymes del sector de alimentación y bebidas, prendas de vestir y calzado, industria textil de cabecera, de curtidos y de otras materias primas y componentes para el sector de la moda, marroquinería, bisutería y joyería o la perfumería y cosmética.

El programa se desarrolla en tres fases: diagnóstico, asesoramiento y seguimiento. Una vez realizada la solicitud, y si nuestra empresa es seleccionada, dispondremos de 45 horas de asesoramiento básico, que se podrán ampliar hasta un máximo de 85 horas.

La iniciativa es tan loable, como necesaria. Ahora depende de ti desarrollar la fórmula: Formación + Innovación = Crecimiento empresarial

Más información: http://www.ipyme.org/es-ES/Financiacion/CrecimientoEmpresarial/Paginas/ProgramaCrecimientoEmpresarial.aspx

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal / política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies