evolucion 2

Nacer, crecer, reproducirse y… no, no morir; mantenerse, desarrollarse y evolucionar. Hablamos, claro está, de empresas, de pymes. Y lo hacemos desde una perspectiva vital diferente, la de la evolución.

Las empresas son un ente vivo con leyes distintas a las impuestas por la naturaleza. Tienen un origen, un nacimiento; dan sus primeros paso, crecen, evolucionan, pero, a diferencia de cualquier otro ser vivo, poseen la posibilidad de perdurar en el tiempo. Al menos, podrán intentarlo.

El cometido de sociedades de garantía como Iberaval es acompañar ese recorrido vital, facilitar, en cualquier caso, tanto su nacimiento, como su crecimiento, desarrollo y expansión.

Queremos y debemos  innovar, anticiparnos y abrir nuevas vías con productos financieros ad hoc que faciliten la vida de pymes, autónomos y emprendedores.

ConfirmingLeasing, descuento de papelFactoring se convierten hoy en nuevos fármacos para tratar de mantener sano nuestro tejido empresarial. Nuevos productos que empezamos a “recetar” y que tienen una capacidad terapéutica clara: aportar innovación para nuevas necesidades, nuevos retos.

El confirming es la gran apuesta de Iberaval. Con esta herramienta, las empresas  se benefician no sólo de la posibilidad de aplazar sus pagos a proveedores, sino que además cuenta con financiación para poder anticiparlos, por lo que el poder de negociación frente al proveedor se fortalece. En este caso, el banco actúa como gestor de los pagos y financiador, mientras que Iberaval se convierte en garante de la operación. Nuestro papel es el de fiar crédito.

Respecto al leasing, es el arrendamiento con opción a la compra. Se trata de un contrato de alquiler mediante el que el propietario cede el derecho a disfrutar de un bien al arrendatario a cambio de pagar unas rentas pactadas durante un tiempo concreto. Trascurrido este periodo, existe la posibilidad de adquirir el bien a un precio determinado, devolverlo o renovar los términos del acuerdo.

Iberaval ofrece también el descuento de papel, una fórmula de financiación a corto plazo que surge por la detección de una mayor movilidad en el mercado de este tipo de instrumentos. En roman paladino, es una forma de mover tesorería de las empresas para que dispongan de mayor liquidez. En este sentido, constituye un servicio por el que una entidad financiera anticipa al cliente un importe del crédito aún no vencido, resultante de la venta de bienes y servicios. La entidad financiera se ocupa de gestionar los cobros de crédito, pero no asume el riesgo de impago por parte del deudor.

Por último, el Factoring es una operación parecida a la anterior por la que la empresa cede las facturas que han generado sus ventas a otra compañía para que se encargue de su gestión de cobro. Así, factorizar un contrato permite ofrecer financiación a la pyme, suprimiendo el riesgo del deudor.

Son nuevos productos adaptados a nuevas necesidades, pildoritas que sirven para afrontar con mayores garantías, ánimos y otro punto de vista de esa máxima que dice que “quien no arriesga, no gana”. Ese respaldo, ese aportar soluciones no son medicinas, simplemente son haces de nuestro ADN.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal / política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies