DEMO CREDITO

Las pymes, autónomos y emprendedores, por su estructura financiera y siendo sinceros, no son, a día de hoy, muy susceptibles para la obtención de crédito. La coyuntura actual nos deja claro que las entidades financieras están sujetas a imposiciones regulatorias impuestas por la Unión Europea al sistema bancario.

Los créditos a pymes, por sus peculiaridades, consumen mucho más capital que los préstamos solicitados por grandes empresas. En este punto, debemos tener claro que la función de una Sociedad de Garantía es aportar  a las pequeñas y medianas empresas un aval que resulta a primer requerimiento. Así, el banco concede el crédito más fácilmente al eliminar su riesgo y contar con una solvencia absoluta.

“Desde su creación, las Sociedades de Garantía  han formalizado préstamos por valor de 27.000 millones de euros, que han inducido una inversión de36.000 millones”.

No son datos baladíes, son cifras que tienen unas consecuencias de extraordinaria importancia para nuestra economía, para nuestro crecimiento y desarrollo. No son meros números; significan millones de puestos de trabajo, tesón, esfuerzo, estabilidad, riqueza…

Es el balance que, hace unos días, el presidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca -Cesgar- y de Iberaval SGR, José Rolando Álvarez, realizaba en una entrevista para la Agencia EFE.

Álvarez quiso reivindicar el trabajo que realizan estas entidades y poner de manifiesto el grado de desconocimiento que, a día de hoy, un gran número de pymes españolas tienen acerca del valor añadido que las Sociedades de Garantía pueden aportar a sus necesidades financieras. “Estamos empeñados en dar a conocer  las SGR  a la sociedad española para tener una mayor visibilidad y dar a entender que trabajamos por y para el crecimiento y desarrollo de nuestras empresas sea cual sea su tamaño”

Democratizar el crédito

Nada menos que el 80% de los proyectos empresariales que llegan a las Sociedades de Garantía, y se consideran viables, logran obtener la financiación requerida.

“Estoy convencido de que en la medida en que las pymes y autónomos españoles conozcan las SGR, nos van a utilizar mucho más. Nuestra razón de ser es aportar  a sus proyectos la financiación que necesitan para crecer y crear riqueza y empleo”, insistía José Rolando Álvarez.

En este aspecto,  insistió en la relación tan estrecha entre el acceso al crédito y la creación de empleo. “Desde las Sociedades de Garantía defendemos que, en la medida en la que los empresarios tengan acceso al crédito, invertirán y, si se invierte, no cabe la menor duda de que se creará empleo”.

No es sólo democratizar el crédito, es justicia social. “Resolver la actual exclusión financiera de pymes y autónomos debe ser, ya, un objetivo nacional”, concluyó José Rolando Álvarez.

www.iberaval.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal / política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies