GARANTIAS PARA CRECER

Durante los últimos seis meses, cerca de 200.000 pequeñas y medianas empresas (pymes) no tuvieron acceso a la financiación que necesitaban y, por esta razón, no obtuvieron capacidad suficiente como para crear empleo. De hecho, según el I Informe sobre la situación de las pymes en relación con la financiación ajena, elaborado por Confederación Española de Sociedades de Garantía -CESGAR- estas empresas habrían podido mantener o crear en torno a 500.000 puestos de trabajo, de haber contado con liquidez suficiente para desarrollar su actividad.

Pero, ¿cuáles son las causas por las que las pymes y, sobre todo, las micropymes no reciben financiación? La necesidad de aportar garantías y no poder hacerlo, que estuvo detrás del 99,8% de los proyectos que no obtuvieron respaldo bancario. A ello, debemos sumar que en  el 71,7% de los casos, la causa de esa denegación fue no presentar unas cuentas adecuadas por parte del empresario.

Nuestra intención no es buscar culpables. Todo lo contrario. Está claro que las condiciones impuestas por los financiadores son, como todo, mejorables, y más en el marco actual de nuestra economía. Pero como refleja el informe, en muchos casos, la falta de formación e información de los empresarios se ha convertido en una causa principal para la denegación de crédito. En este punto sí que debemos entonar el  mea culpa, porque, de hecho, como también detalla el informe, muchos empresarios no saben que existen las Sociedades de Garantía que se encargan, además de avalar sus operaciones de crédito, de asesorar y ayudar a las pymes a gestionar sus deudas.

Los datos deben llevarnos a la reflexión: el 82,6% de las pymes nunca ha recurrido a una SGR y no conoce bien qué servicios ofrece.

A través de estas cifras podemos sacar dos conclusiones: es absolutamente prioritario abrir nuevas vías de comunicación y de promoción para formar parte del paisaje habitual del día a día de las pymes españolas. Pero, además, hay que asimilar que las sociedades de garantía tienen un enorme potencial de crecimiento, por su papel estratégico en la financiación de empresas de menor tamaño, autónomos y emprendedores. De hecho, el informe elaborado por CESGAR destaca que, según las pymes encuestadas, entre las ventajas que las SGR  aportan se encuentra el acceso a la financiación bancaria (61,4%), la obtención de asesoramiento financiero adecuado (54,9%) y la posibilidad de obtener mayores importes en la financiación bancaria (36,4%).

Es incuestionable: el grifo de la financiación está, desde hace algún tiempo, abierto para muchas empresas, pero no así para las más pequeñas. Lamentablemente, todavía hay mucho desconocimiento de las herramientas de financiación alternativa al crédito tradicionalque, sin lugar a dudas,  pueden servir de tabla de salvación para muchas compañías. Nuestra responsabilidad está en dárselas a conocer.

www.iberaval.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal / política de cookies

ACEPTAR