escalera

Las preocupaciones del emprendedor español no varían con el paso del tiempo. Entre los asuntos que amenazan con quitarles el sueño está el maná de los nuevos clientes, el impago de las facturas por parte de estos, o la financiación para continuar con la actividad empresarial y la falta de respaldo a pymes y autónomos por parte de las administraciones públicas. También constituye un quebradero de cabeza para el trabajador por cuenta propia la imposibilidad de ofrecer un servicio de calidad como antes. Así lo recoge un estudio sobre el perfil del emprendedor elaborado por la aseguradora Hiscox.

Sin embargo, el 61% de los encuestados reconoce que, en los últimos meses, ha visto incrementados sus ingresos en este tiempo y un porcentaje bastante similar admite haber aumentado, además, los beneficios de su negocio.

Esto en cierta medida se debe a la captación de clientes, como reconocen tres de cada cuatro entrevistados. De hecho, según el estudio, el 74% ha conseguido contratar a más personal para su plantilla de trabajadores. España ha conseguido colocarse en un lugar privilegiado en comparación con otros países, ya que se situó por encima de la media en lo que se refiere a ampliación de equipos durante el 2015.

Otro de los factores que influye de manera importante en el crecimiento de los emprendedores es la comercialización de nuevos productos, que se sitúa en España en el 61%, cuando la media del resto de países analizados es del 41%. El 64% reconoce que continuará con una política que le permita seguir creciendo.

Internacionalización

Nos hemos hecho fuertes en el extranjero. Las pymes y autónomos españoles han encontrado, además, un buen escaparate para la venta de sus productos y servicios en el mercado exterior. Casi una de cada cuatro empresas opta por exportar a otros países (23%), que son tres puntos más que la media europea. Hay que valorar que después del Reino Unido y junto con Francia, somos los que más utiliza el comercio internacional para vender sus artículos.

Pero las mejoras van más allá de lo puramente profesional. Estos buenos resultados en el entorno de la empresa permiten a los emprendedores ser un poco más optimistas. El 32% de los participantes en la encuesta reconoce mejoría en su situación económica personal.

El estudio se basa en encuestas, con todo lo que eso conlleva, pero la técnica demoscópica marca una tendencia clara en nuestro país: mayor optimismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Aviso Legal / política de cookies

ACEPTAR